sábado, 4 de octubre de 2008

Xenoglosia y el fenomeno de Poltergeist,

Capítulo 22º
Xenoglosia.
“Aunque se demuestre que la telepatía es verdadera”, dijo un eminente biólogo a William James, “los eruditos se unirían para ocultarla, porque perturbaría la uniformidad sin la cual los científicos no pueden llevar a cabo sus investigaciones”.
Citado por Brian Inglis
Uno de los fenómenos psíquicos más asombrosos, el cual ha sido continua y deliberadamente ignorado por los religiosos, escépticos y ateos, es la Xenoglosia, esto es, la facultad de hablar o escribir en un idioma extranjero que una persona nunca ha aprendido. Después de que todas las otras posibles explicaciones, tales como fraude, memoria genética, telepatía y criptonesia (recordar un idioma extranjero aprendido antes), han sido investigadas, la Xenoglosia se toma como evidencia de memoria de un idioma aprendido en una vida pasada, o de la comunicación con una entidad desencarnada, el espíritu de una persona que ya falleció.
Hablando y escribiendo un idioma nunca aprendido.
Existen muchos casos registrados de adultos y niños hablando y escribiendo en idiomas que ellos nunca han aprendido. Algunas veces esto ocurre espontáneamente, pero es más frecuente que ocurra cuando las personas están bajo hipnosis, o en un estado alterado de conciencia. En algunos casos solo se pronuncian unas pocas palabras, pero en otros casos la comunicación con el médium se hace totalmente fluida y capaz de conversar a través de él, con interlocutores nativos en oscuros dialectos que no han sido utilizados durante siglos.
• El Dr. Morris Netherton informa de un caso de un niño de once años, rubio y de ojos azules, quien bajo hipnosis fue posible grabar su voz durante once minutos, mientras hablaba un antiguo dialecto chino. Cuando la grabación fue llevada a un profesor del Departamento de Estudios Orientales de la Universidad de California, resultó ser una disertación
148
procedente de una religión prohibida en la Antigua China (Fisher 1986: 202).
• El médium americano George Valentine, bajo trance, realizó sesiones en ruso, alemán, español y galés. El médium brasileño Mirabelli habló y escribió largos documentos técnicos en más de treinta idiomas, incluyendo sirio y japonés, en presencia de científicos y gran cantidad de asistentes, de hasta 5.000 personas (ver capítulo 10 y Lazarus 1993: 121).
• En 1977, los doctores de una penitenciaría estatal en Ohio, USA, descubrieron que un violador convicto llamado Billy Mulligan había sido poseído por dos distintas personalidades, ambas de las cuales se comunicaban en diferentes idiomas. Mulligan nació y se crió en USA y no hablaba ningún idioma extranjero, pero cuando era poseído por Abdul, Mulligan podía leer y escribir en perfecto árabe, mientras que con la personalidad de Rugen, hablaba un perfecto serbo-croata con un fuerte acento eslavo (Lazarus 1993: 83).
El fraude y las memorias suprimidas se descuentan.
Las explicaciones más frecuentes en estos casos son el fraude deliberado o que la persona en cuestión haya aprendido un idioma en la niñez temprana sin haberse enterado de eso. Los investigadores cuidadosos siempre se ocupan de investigar esas dos posibilidades.
El Dr. Ian Stevenson, uno de los más respetados científicos de los Estados Unidos, ha realizado investigaciones especializadas sobre Xenoglosia; su libro “Xenoglossy” (Stevenson 1974) es unos de los principales estudios científicos en esta área. En él se documenta un estudio que le hizo a una mujer americana de 37 años. Bajo hipnosis ella experimentó un total cambio de voz y personalidad, como la de un hombre. Habló con fluidez en sueco, un idioma que ella no hablaba ni comprendía en estado de conciencia normal.
Este caso estuvo bajo la atención directa del Dr. Stevenson durante más de ocho años. En los estudios se incluían a técnicos en lingüística, además de otros expertos y científicos quienes meticulosamente investigaron cada posible explicación alternativa.
149
El fraude fue descartado por un número de razones importantes, que Stevenson explica en su estudio. La persona sensitiva y su esposo que era médico, fueron exhaustivamente investigados, estando bajo un extremo y continuo control, no queriendo publicidad y aceptando la publicación del estudio solo si sus nombres eran cambiados para proteger su privacidad. Ambos, esposo y esposa, eran considerados por la comunidad donde vivían, como personas decentes y honestas, y sus comportamientos, ejemplares.
Ciertamente no había motivo para el beneficio personal; al contrario, ellos pusieron una gran cantidad de inconvenientes para poder completar el estudio a lo largo de muchos años.
La criptomnesia, el recuerdo de un idioma extranjero aprendido en los primeros años de la vida de una persona, también fue descartada. Después de años de investigación de la médium se desechó la posibilidad de que ella o sus padres hubieran aprendido sueco en sus años mozos, o que se hubieran relacionado con alguien que fuera sueco.
Otro caso que Stevenson investigó con igual cuidado, fue publicado en la edición del diario de julio de 1980 de la Sociedad Americana de investigaciones Psíquicas. Se trataba de una mujer hindú llamada Uttar Huddar quien a la edad de 32 años, espontáneamente, adoptó la personalidad de una ama de casa de Bengala Occidental a principios de 1800. Ella comenzó a hablar bengalí en lugar de su propio idioma marathi. Durante días o semanas, de vez en cuando, personas bengalíes parlantes tenían que ser traídos para permitirle a ella comunicarse con su propia familia.
El autor Lyall Watson describe el caso de un niño de 10 años, Indio Igarot, que vivía en el remoto Valle Cagayon, en las Filipinas. El niño nunca había tenido contacto con nadie que le pudiese haber enseñado ningún idioma o cultura distinta de la suya propia. Sin embargo, bajo condiciones de trance, el niño se comunicaba libremente en zulú, un idioma que él nunca había escuchado. Watson reconoció que se trataba de este idioma, porque había pasado sus primeros años de vida en África (citado por Lazarus 1993: 84).
Peter Ramster, un psicoterapeuta australiano, ha documentado varios casos que han sido completamente investigados. En su libro “La Búsqueda de Vidas Pasadas” (Ramster 1990: 227), cita el caso de Cynthia Henderson cuyo único contacto con el idioma francés había
150
sido el de unos pocos meses de instrucción básica en el séptimo año de la escuela secundaria. Sin embargo, bajo hipnosis ella era capaz de llevar a cabo una larga y detallada conversación en francés, con un interlocutor nativo, quien comentó que ella hablaba al estilo del siglo XVIII, sin rastro de acento inglés.
Comunicación en lenguas muertas.
En algunos casos, las personas bajo trance se han comunicado en idiomas que ya no están en uso, o que son conocidos solo por unos pocos expertos.
• El Dr. Joel Whitton cita el caso de Harold Jaworski quien, bajo hipnosis, escribió 22 palabras y frases que él “escuchó” que hablaba durante una vida pasada cuando era vikingo. Trabajando independientemente, los lingüistas identificaron y tradujeron diez de estas palabras como antiguo noruego, y varias de las otras como ruso, serbio o eslavo. Todas las palabras fueron asociadas con el mar (Whitton y Fisher 1987: 210).
• En 1931, una joven inglesa de Blackpool, conocida en los archivos de la SPR como Rosemary, comenzó a hablar en un antiguo dialecto egipcio bajo la influencia de la personalidad de Telika-Ventiu quien había vivido aproximadamente en los años 1400 AC. Frente al egiptólogo Howard Hume, ella escribió 66 frases precisas en el lenguaje perdido de los jeroglíficos y habló en una lengua que no se había escuchado fuera de los círculos académicos durante miles de años (Lazarus 1993: 85).
• Pearl Curgen, una médium de San Louis que era casi analfabeta, comenzó a escribir en un sorprendentemente y preciso inglés de la Edad Media. Bajo la guía de una entidad espiritual, ella dictó 60 novelas, obras de teatro y poemas, incluyendo un poema épico de 60.000 palabras (Lazarus 1993: 119).
Telepatía y memoria genética excluidas.
Además de fraude y criptonesia, las otras dos explicaciones dadas algunas veces por los escépticos para que la Xenoglosia, son la telepatía o la memoria genética. Sin embargo, nunca ha habido en ninguna parte
151
del mundo un caso de una persona que haya podido aprender a hablar un idioma extranjero por telepatía.
La otra explicación que dan es la memoria genética, la cual es igualmente difícil de tomar en serio. La afirmación de que de alguna forma el idioma chino antiguo quedó grabado en los genes de un niño caucásico americano de once años de edad, lo cual le permite hablarlo hoy en día, es risible.
No hay explicación alternativa creíble.
Existen literalmente miles de casos de Xenoglosia, cientos de los cuales han sido documentados. Estos informes de casos incluyen lenguajes modernos y antiguos de todas las partes del mundo. Los investigadores psíquicos, tales como el altamente creíble Dr. Ian Stevenson, han usado métodos científicos para estudiar la xenoglosia y afirmar que hay solo dos explicaciones posibles: contacto con un espíritu o recuerdos de vidas pasadas; ambas son evidencias de la existencia de la vida póstuma.
La responsabilidad de aportar pruebas ha pasado al lado de los escépticos, quienes tendrían que dar una explicación creíble como alternativa. Hasta ahora, nadie ha sido capaz de hacerlo.
De acuerdo con lo anterior, en ausencia de alguna otra explicación creíble y dentro del contexto relacionado con las otras fuertes evidencias existentes a favor de la vida póstuma, fenómenos de voces electrónicas y mediumnidad, la xenoglosia resulta fácil aceptarla como una posterior evidencia de la supervivencia.
152
153
Capítulo 23º
Poltergeist.
“Las mentes son como los paracaídas, funcionan solo cuando se abren”
Lord Thomas Dewar
La palabra “poltergeist” es alemana y literalmente quiere decir “espíritu bullicioso”. La investigación sobre este asunto se ha realizado en naciones como los Estados Unidos, Brasil, Inglaterra, Escocia, Irlanda, Canadá, Finlandia, Alemania, Francia, Italia, Malta, India y Rusia además de otros países más, de forma muy objetiva y convincente. El comportamiento de los fenómenos poltergeists varía entre los extremos de muy gentil y muy destructivo.
Decenas de miles de casos.
Se han registrado decenas de miles de casos en todo el mundo: objetos sólidos volando por el aire, enormes muebles librería levitando, platos, vasos, ropas ardiendo, voces humanas procedentes de fuentes desconocidas, jarrones arrojados contra el suelo o las paredes, fósforos que se encienden ante los ojos de los testigos – como si un ser invisible los encendiera –, piedras lanzadas y otras cosas materiales moviéndose, lo que produce terror entre los presentes.
Michael Gross, un escritor británico, escribió una bibliografía procedente de 1.111 fuentes sobre casos de poltergeist, de diferentes países (Gross 1979). Colin Wilson publicó un libro de 382 páginas de gran contenido y fácil lectura, lleno de casos (Wilson 1981). El libro de Guy Playfair titulado “Esta casa está embrujada” es un recuento excelente de l caso de poltergeist ocurrido en Enfield.
Algunas veces estos fenómenos de poltergeist, no pueden ser explicados más que como causados por inteligencias perturbadas de la vida póstuma, han sido presenciados y dado testimonio por oficiales de aguerridos policías. Muchas veces los médiums profesionales han podido contactar con las entidades que ocasionan el fenómeno poltergeist, los cuales pudieron explicar la causa de la perturbación
154
En la Gran Bretaña.
Una de las manifestaciones de poltergeist más asombrosas sucedió en el hogar de los Harper, y duró más de dieciséis meses, desde agosto de 1977 hasta octubre de 1978. La Sra. Harper, divorciada, vivía con sus cuatro hijos, dos niños y dos niñas, de edades comprendidas entre los siete y trece años.
Las perturbaciones, cuyo origen físico no era humano, fueron observados por un gran número de personas de diferente mentalidad y creencias religiosas, incluyendo escépticos, tales como: policías, políticos, psicólogos, psiquiatras, periodistas y trabajadores sociales; todos acreditaron haber presenciado los efectos de los poltergeists.
Dos tenaces y persistentes investigadores fueron, el escritor Guy Lyon Playfair, buen observador de actividades poltergeist en Brasil, con mucha experiencia, y Maurice Grosse, un miembro de la SPR altamente interesado en la materia. Playfair y Grosse calcularon que más de 2.000 incidentes inexplicables fueron observados con un promedio de 30 testigos.
Algunos de estos incidentes en particular, considerados efectos poltergeist incluyeron:
• el lanzamiento de artículos domésticos; las sillas fueron rotas, los juguetes de los niños fueron vistos volando, lanzados por fuerzas invisibles
• fuegos que se encendían y apagaban solos
• disparo de los destellos de las cámaras fotográficas de los periodistas, inmediatamente después de haber sido cargadas las baterías
• lanzamiento de una parrilla de hierro del fondo de un fogón a través de la habitación, faltando muy poco para darle a Jimmy, uno de los niños Harper
• agrietamiento de la pared de un calentador de gas.
Respondiendo a las preguntas que le hizo un investigador, uno de los poltergeist dijo que era “Joe Watson”. Preguntado por la razón de su actividad poltergeist, dijo: ¡Yo estaba durmiendo aquí!, y considerando que todos los demás eran intrusos.
En una de las almohadas apareció un relieve redondeado, como si una cabeza invisible descansase allí; esto fue observado por el investigador
155
Guy Playfair. También se oyeron voces dirigidas al investigador Playfair diciendo: ¡Qué!...., yo estaba durmiendo aquí y me gusta fastidiarte.
En los Estados Unidos.
Miles de casos de poltergeist han sido reconocidos en los Estados Unidos. En un caso muy bien confirmado, la policía llegó el 19 de diciembre de 1976 a la casa de la Sra. Beulah Wilson, de Pearisburg, Virginia, después de que se quejó de manifestaciones frecuentes de poltergeist. La policía, que previamente era escéptica, había ignorado la queja, pero cuando entraron en la casa pudieron atestiguar el comportamiento destructivo de algún intruso invisible que rompía platos, sillas de madera y otros enseres de la casa. En este incidente en particular, la policía pudo ver un armario de cocina y 200 libros flotando en el aire sin ningún soporte.
En Alemania.
Una actividad de poltergeist muy poderosa se manifestó en una oficina estatal, en Rosenheim, una ciudad de Baviera (Alemania) en 1967.
La manifestación se centraba en una joven secretaria de dieciocho años, Annemarie Schneider. Los testigos dijeron que una mañana, cuando ella entró en la oficina:
• la lámpara colgante comenzó a balancearse,
• la lámpara del guardarropas también comenzó a oscilar,
• una ampolla del termómetro cayó encima de ella y estalló,
• las luces fluorescentes de la habitación contigua, se apagaron.
Otras veces:
• se oyeron ruidos tremendos,
• todas las luces de la oficina se apagaron al mismo tiempo,
• los fusibles eléctricos generales se fundieron sin causa aparente,
• los fusibles de los enchufes se desprendieron por si solos,
• los cuatro teléfonos que habían sonaron simultáneamente, sin que nadie estuviera al otro lado de la línea,
156
• las llamadas de teléfono, frecuentemente se cortaban o se interrumpían durante un corto espacio de tiempo,
• las cuentas de teléfono, repentinamente subieron a niveles altos,
• el fluido de revelado de la fotocopiadora se derramaba sin ninguna causa aparente
• los técnicos que investigaban, pudieron fotografiar lámparas y cuadros en movimiento,
• los físicos F. Karger y G. Zicha no encontraron ninguna anomalía en los circuitos, ni en los demás materiales de la oficina
• las gavetas del archivador se abrían solas
• un mueble librería con un peso aproximado de unos 180 kg. se movió él solo dos veces.
Profesores, periodistas, policías y otros observadores testificaron sobre estos fenómenos poltergeist. El profesor Bender, un parapsicólogo que también investigó este especial poltergeist afirmó, que estos fenómenos se centraban en Annemarie. Cuando ella salía de la oficina, los fenómenos cesaban inmediatamente. Ningún investigador lanzó ninguna acusación contra Annemarie, ni contra nadie más de que hubiese alguna trampa.
Por otra parte, en 1969, en Nickheim, Alemania, llegó información de que unos paracientíficos investigaron casos de aportes, esto es, el traslado de objetos sólidos “por sí mismos” de una parte a otra. Los paracientíficos se comunicaron con la entidad que ocasionaba este poltergeist en particular y le pidieron que sacara al exterior unos frascos de perfume desde una habitación. Poco tiempo después, y en presencia de otros muchos testigos, los frascos fueron vistos cayendo desde lo alto.
¿Qué dicen los materialistas y escépticos recalcitrantes?
Los materialistas no han podido dar una explicación alternativa creíble, coherente, ni lógica a todos estos fenómenos poltergeist. Comenzando por Podmore en 1987, ellos han argüido con insistencia dando dos posibilidades: Fraude y la fuerza psíquica del médium como agente principal de los disturbios (Stevenson 1972: 233).
157
También argumentan que muchos casos son causados por la presencia de una adolescente “traviesa” en la casa. Eso es sencillamente inaceptable, irracional y no es comprobable, por la razones que se expondrán más abajo.
El profesor William Roll, materialista, escéptico atrincherado y director de la Fundación para la Investigación Psíquica en Dirham, Carolina del Norte, EEUU, sugirió con mucha seriedad que la actividad poltergeist es debida a la frustración sexual y extrema cólera desarrollada durante los años de pubertad, y que esta energía reprimida es la que “exterioriza” todos los fenómenos poltergeist. Este profesor dice también que algunos patrones poltergeist tienen relación con el ciclo menstrual.
Estoy seguro que muchos de los lectores, así como mucha gente que acude a mis reuniones, estallarán de risa al oír la explicación tan ridícula y no comprobable científicamente de este profesor, porque no explica cómo su teoría no toma en cuenta:
• que la actividad poltergeist en general, dura relativamente un corto espacio de tiempo, mientras que la pubertad, y la supuesta frustración sexual dura varios años,
• cómo la energía “exteriorizada” por el ciclo menstrual de la mujer, puede proporcionar datos y detalles exactos, tales como nombres, fechas y causas de la muerte de los ocupantes anteriores de la casa,
• las materializaciones de cosas y la habilidad para prender un fuego,
• las apariciones,
• el alzamiento a una altura de unos 12 mts. De un jeep (Playfair 1975),
• las voces de personas mayores que se oyen,
• el levantamiento de muebles pesados,
• el lanzamiento de piedras ocurrido en muchos países sin que nadie lo realizara,
• la capacidad poltergeist para acelerar las vibraciones de objetos sólidos y transportarlos a otra casa diferente,
• las respuestas verbales codificadas de forma secuencial a preguntas y órdenes dadas,
158
• algunas manifestaciones poltergeist vengativas o dañinas,
• algunos pronunciamientos sucios y obscenos,
• algunos poltergeist transmiten la personalidad de seres masculinos ancianos,
• que otros poltergeist son gentiles, y hasta juguetones,
• que en la mayoría de las casa habitadas por adolescentes, llegando a la pubertad no hay ninguna actividad poltergeist,
• que haya actividades poltergeist en muchas casa donde no hay adolescentes,
• la actividad poltergeist cesa inmediatamente que la entidad es contactada a través de un médium bien dotado que persuade a que continúe con sus perturbaciones.
Estamos informados de que en última instancia, el profesor Roll admitió con ciertas reservas de que en algunos casos de poltergeist, la explicación de la presencia de espíritus, tenía que ser aceptada.
La explicación que dieron los materialistas y escépticos en el caso de Enfield fue, que las jóvenes de la casa Harper tenían un exceso de energía asociado con la pubertad, y el que causó la manifestación poltergeist, pero esta teoría no explica los incidentes específicos, como ya se relataron anteriormente, y los centenares de casos restantes.
Si la energía de las adolescentes durante la pubertad, fuera la causa de la actividad poltergeist, entonces, más de la mitad de todo el mundo donde residan adolescentes sufrirían del fastidio de estas molestas manifestaciones.
Ian Etevenson en su ensayo “¿Están los poltergeist vivos o muertos?, presenta tres casos para ilustrar la posibilidad de que los parapsicólogos consideren de nuevo la hipótesis de que los desencarnados sean los que producen los fenómenos poltergeist.
Presenta 13 factores en una tabla, que pueden ser utilizados para diferenciar entre los casos generados por agentes vivos, de los generados por agentes desencarnados. Algunos de estos factores que sugiere a favor de la hipótesis del origen de desencarnados, incluye los casos donde:
• los objetos parecen ser llevados y depositados con gentileza,
• el sujeto afectado por los fenómenos es afectado o dañado por los mismos,
159
• de los golpes se obtienen respuestas significativas,
• al principio de las manifestaciones, ocurren abundantemente apariciones y fenómenos visuales,
• las comunicaciones que se reciben a través de médiums aparentemente son de personas desencarnadas,
• los fenómenos cesan después de interceder, apaciguar o de celebrar sesiones de desobsesión.
Se ha recibido información de miles de casos poltergeist, desde casi todos los países del mundo. Aquellos materialistas y demás observadores negativos que continúan negando la verdadera naturaleza de los fenómenos poltergeist, o que afirman que los disturbios son causados por una fuerza desconocida, hasta la fecha no han proporcionado una explicación alternativa lógica, ni racional, ni científicamente objetiva a la afirmación de que algunos fenómenos poltergeist son producidos por entidades perturbadas, que hacen que la gente las sufra durante un periodo más o menos prolongado.
No saben que han muerto.
La actividad poltergeist es coincidente con la información recibida desde la vida póstuma por centenares de fuentes diferentes, incluyendo, por supuesto, a esa fuente espiritual elevada, conocida como “Abedul Plateado”, que nos dice que hay gente que al morir y sentirse conscientes en una nueva dimensión, en un cuerpo aparentemente sólido, rechazan creer que están físicamente muertos, por lo que algunos se confunden y cometen muchas diabluras durante algún tiempo.
La información transmitida desde la vida póstuma dice que, solo porque entramos en una dimensión diferente al instante de la muerte, eso no quiere decir que nuestra personalidad cambie. El estado mental, en el momento de la muerte es crucial. La mente, el carácter y la personalidad no cambian al morir ni un ápice. Si una persona, en el instante de su muerte, está extremadamente perturbada, es muy probable que esa persona continúe perturbada en el plano siguiente, por un periodo difícil de concretar.
Nos dicen que algunas personas quedan atrapadas entre el mundo físico y la vida póstuma, creyendo que siguen vivas y viviendo en la misma casa en que lo hacían antes de morir.
160
Si por casualidad, una de las personas vivas que ocupan la casa tuviera facultad mediúmnica, aunque fuera en estado de desarrollo, la entidad desencarnada puede hacerle sentir su presencia cuando la persona está presente.
En su libro “Los Extraños”, escrito por Matthew Manning describe sus experiencias poltergeists de cuando era adolescente, en las que, según afirma, eran desencadenadas por el ocupante anterior del inmueble, ya fallecido llamado Robert Webbe quien, desconociendo que ya se encontraba en otro siglo se quejaba de que otra gente estaba viviendo en su casa.
Matthew Manning desde entonces se ha convertido en un sensitivo psíquico y terapeuta, internacionalmente conocido. Durante el tiempo en que estaba experimentando los fenómenos poltergeist, fue ampliamente investigado por el profesor George Owen, de Cambridge, un experto mundial en poltergeist. Más tarde fue investigado por otros científicos, incluyendo a Charles Tart y al premio Nóbel en Física Brian Josephson. Estos científicos de gran credibilidad y prestigio internacional, confirmaron que las experiencias psíquicas que experimentaba Matthew Manning eran genuinas.
Asuntos no terminados.
En muchos casos, la motivación para la actividad poltergeist está directamente relacionada con algún asunto serio no terminado. Algunas veces se trata de un asesinato, estupro, tortura o alguna otra forma de injusticia lo que motiva a la inteligencia póstuma a buscar justicia o venganza.
Si bien es cierto que cada caso necesita ser investigado seriamente para descartar la posibilidad de fraude, o de otra explicación de origen natural, no hay duda de que algunas de las evidencias de poltergeist que se nos presentan, solo pueden ser explicadas mediante la participación de seres de la vida póstuma.


http://rpc.technorati.com/rpc/ping into your blog's configuration.
http://rpc.technorati.com/rpc/ping into your blog's configuration.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor dejame tu comentario que te contestare tan pronto como lo lea
Gracias