sábado, 4 de octubre de 2008

Reencarnacion, Criptomnesia, Pseudo Ciencia y lo Paranormal

Capítulo 24º
Reencarnación.
“Mientras más ignorancia haya, más dogmatismo existirá”
Sir William Ostler MD
Reencarnar significa literalmente “regresar a la carne”. Algunos teólogos occidentales tratan de ridiculizar la idea de la reencarnación diciendo que uno puede regresar como un mosquito o una cucaracha, pero no hay ninguna evidencia de que los seres humanos regresen como algo menos que seres humanos, tal como algunas sectas orientales lo creen. La información trasmitida por inteligencias superiores nos dice que los humanos que regresan a la tierra, regresan solo como humanos.
Ellos dicen que no hay involución y que las vibraciones humanas más evolucionadas no pueden volver a encarnar en especies que lo estén menos.
La evidencia moderna sobre la reencarnación viene de la regresión a vidas pasadas, del recuerdo espontáneo de vidas pasadas, de la transmisión de información de la vida póstuma (vida después de la muerte biológica), de la Teosofía, de Edgar Cayce y de la reciente traducción de textos en lengua sánscrita.
No obstante, para mantener el énfasis científico de este libro, nos concentraremos en la regresión a vidas pasadas y en el recuerdo espontáneo de vidas pasadas.
Algunos que no aceptan la reencarnación argumentan que la evidencia recogida de las regresiones, puede ser explicada por la posesión o influencia de espíritus. Esto podría ser así:
No es el propósito de este libro argumentar a favor o en contra de la reencarnación; simplemente queremos presentar una evidencia fascinante. Ya sea que se tome el punto de vista de la reencarnación o de la posesión por los espíritus, la evidencia favorece aún más fuertemente el caso.
Regresiones a vidas pasadas.
La regresión a vidas pasadas consiste en poner a una persona bajo estado de hipnosis, y pedirle que regrese a través de su niñez a un
162
tiempo anterior al de su nacimiento. En muchos casos, la persona comienza a hablar sobre su vida o vidas anteriores a la presente, acerca de su muerte previa y acerca del tiempo entre sus vidas, incluyendo el tiempo de planificación de la vida presente.
Las razones principales, porque al menos algunas de estas afirmaciones deben ser consideradas, como evidencia, son:
• La regresión frecuentemente conduce a la cura de una enfermedad física.
• En algunos casos, la persona que se le está haciendo la regresión, comienza a hablar en un idioma extranjero que no ha aprendido.
• En algunos casos, la persona que se le está haciendo la regresión recuerda detalles con asombrosa exactitud, los cuales pueden ser comprobados por los historiadores.
• La intensidad emocional de la experiencia, es tal, que convence a muchos psiquiatras que anteriormente eran escépticos, los cuales están acostumbrados a vérselas con la fantasía y regresiones imaginarias.
• En algunos casos, la causa de muerte alegada en una vida pasada inmediata, se refleja en una marca de nacimiento en la vida presente.
• Por los años 1950, la regresión a vidas pasadas era aceptada por los doctores, cuando anteriormente habían sido totalmente escépticos, porque vieron que daba resultados positivos.
• El Dr. Alexander Cannon escribió:
Durante años, la teoría de la reencarnación era una pesadilla para mí, y traté de hacer todo lo posible para desaprobarla… Sin embargo, con el paso de los años, persona tras persona me contaban la misma historia, a pesar de tener variadas creencias. Ahora, muchos más de mil casos han sido investigados, y tengo que admitir que existe semejante cosa, como es la reencarnación (cita Fisher 1986:65).
Psiquiatras de todo el mundo han encontrado que la regresión funciona. El Dr. Gerald Edelstein, psicólogo, dice:
163
Estas experiencias de regresiones a vidas pasadas, por razones que no puedo explicar, casi siempre conducen a una rápida mejoría del paciente (cita Fisher 1986: 65).
La muy conocida psicóloga clínica, Dra. Edith Fiore, de los Estados Unidos, dice:
Si la fobia de alguien se elimina instantánea y permanentemente por recordar un evento ocurrido en una vida pasada, tiene un sentido lógico que ese evento debe haber sucedido (cita Fisher 1986: 65).
El Dr. Gerald Netherton, que fue educado como un metódico fundamentalista ha usado con éxito el método con 8.000 pacientes. Aunque él era escéptico inicialmente, como resultado de su experiencia está ahora convencido de la efectividad de la regresión a vidas pasadas.
Sus pacientes, que incluyen a sacerdotes y físicos, son casi siempre escépticos al principio, pero esto no influye en la efectividad del tratamiento, y dice:
Muchas personas salen de la consulta creyendo en la reencarnación, como resultado de su experiencia… ¿Cuál es la respuesta lógica? ¡Que eso realmente sucedió! (cita Fisher 1986: 65).
El Dr. Arthur Guirdham, psiquiatra inglés, sostiene que él ha sido escéptico desde que siendo niño le pusieron el pseudónimo de “Tomás el que duda”. Pero después de su experiencia de 44 años haciendo regresiones hipnóticas, afirma:
Si yo no creyera en la reencarnación con la evidencia que he recibido, tendría que ser un retrasado mental (cita Fisher 1986: 65).
La Dra. Helen Wambach era una escéptica que en 1975 tomó parte en un importante estudio de las regresiones a vidas pasadas, con el objetivo de encontrar de una vez por todas, si había alguna verdad en lo de la reencarnación.
Haciendo un análisis de la información de las vidas pasadas atestiguadas por más de 10.000 casos investigados, esta doctora encontró una sorprendente evidencia a favor de la existencia de la reencarnación.
• El 50´6% de los casos investigados sobre las vidas pasadas eran masculinas, y el 49´4% femeninas; esto está en completo acuerdo con los hechos biológicos.
• El número de casos investigados, cuyos espíritus decían que eran de clase social alta o acomodada es exactamente la misma
164
proporción que la estimada por los historiadores, sobre la distribución de clases sociales en ese periodo.
• Los relatos descriptivos de estas entidades sobre ropa, calzado, tipos de alimentos y utensilios usados, eran mejores que los que se encuentran en libros populares de historia.
• También encontró repetidas veces, que estas entidades conocían estas cosas mejor que la mayoría de los historiadores, y cuando ella fue a consultar a oscuros expertos, sus entidades continuaron invariablemente correctos.
Su conclusión fue: ¡Yo no solo creo en la reencarnación, yo sé que existe! (Wambach 1978).
Puede ser que sorprenda al lector saber que los psiquiatras rusos también están usando la regresión a vidas pasadas. La Dra. Varvara Ivanova, que goza de la más alta estima por parte de científicos y escritores rusos, es solo una entre tantos psiquiatras que con gran éxito están usando la regresión a vidas pasadas, como terapia (Whitton y Fisher 1987).
Peter Ramster.
De toda la investigación que he hecho a través de los años, el profesional más impresionante que he encontrado, que utiliza la terapia de la hipnosis, en cuanto a mostrar cómo la regresión a vidas pasadas se relaciona con la reencarnación, es el psicólogo Peter Ramster de Sydney, Australia, el cual comenzó siendo un escéptico.
La siguiente información está tomada del importante libro de Peter Ramster, “En Búsqueda de Vidas Pasadas” (1990) y de un discurso que dio en la Novena Convención Nacional Australiana de Hipnoterapéutas en el hotel Wentworth Sheraton de Sydney, el 27 de marzo de 1994 y de las películas que realizó sobre la reencarnación.
En 1983 desarrolló un impresionante documental para la televisión en el que cuatro mujeres de Sydney, que nunca habían salido de Australia, dieron detalles de sus vidas pasadas en estado de hipnosis. A continuación, acompañado por cámaras de televisión y testigos independientes fueron hasta el otro lado del mundo.
Una de las mujeres a la que se le realizó la regresión fue Gwen MacDonald, una acérrima escéptica antes de su regresión. Recordó una vida transcurrida en Somerset, Reino Unido, entre 1765 y 1782.
165
Muchos hechos de su vida en Somerset que hubiera sido imposible sacar de un libro, fueron confirmados delante de testigos, cuando ella fue llevada a donde se le hizo la regresión:
• Cuando fue llevada, con una venda en los ojos al área que indicaba, de Somerset, pudo encontrar ese camino perfectamente, a pesar de que nunca había salido de Australia.
• Fue capaz de señalar correctamente tres direcciones localizadas en la villa que decía conocer.
• Supo orientar al equipo de filmación, mucho mejor que con las indicaciones reflejadas en los mapas.
• Conocía la ubicación de una cascada y la posición donde habían estado las piedras para caminar. Los habitantes locales confirmaron que las piedras habían sido quitadas hacía 40 años.
• Señaló la existencia de una intersección donde ella afirmaba que habían existido cinco casas. Las pesquisas posteriores probaron que eso era correcto, que las casas habían sido derrumbadas hacía 30 años, y que una de ellas había sido una “sidrería” como afirmaba.
• Demostró conocer correctamente los nombres que las villas tenían 200 años atrás, aún cuando en los mapas modernos éstos no estaban reflejados.
• Demostró que las personas que afirmaba haber conocido, habían existido y uno de ellos estaba en la lista de los registros del regimiento al cual ella afirmaba haber pertenecido.
• Conocía en detalle leyendas locales que fueron confirmadas por historiadores de Somerset.
• Pronunció correctamente antiguas palabras de la región oeste del país, las cuales ya no estaban en uso, ni siquiera en los diccionarios, palabras como “tallet” que significa desván.
• También recordaba que los habitantes locales le llamaban “St. Michaels” a Glastonbury Abbey, un hecho que solo pudo probarse leyendo un antiguo libro de historia de hace 200 años, no disponible en Australia.
• Fue capaz de describir correctamente la forma en espiral que un grupo de Druidas (sacerdotes celtas) subían a Glastonbury Hill,
166
para realizar su rito de primavera, un hecho desconocido para la mayoría de los historiadores.
• Sabía que habían dos pirámides en los terrenos de Glastonbury Abbey, las cuales habían desaparecido desde hacía mucho tiempo.
• Describió correctamente en Sydney tallas que fueron encontradas en una vieja casa situada a 20 metros de un arroyo, en medio de cinco casas a unos 800 metros de Glastonbury Abbey.
• También fue capaz de dibujar con detalle en Sydney, el interior de una casa de Glastonbury Abbey, lo cual se comprobó que era totalmente exacto.
• Describió una posada que se encontraba en el camino de la casa y fue encontrada allí.
• Fue capaz de conducir al equipo directamente a la casa que es ahora un gallinero. Nadie sabía qué había en el suelo, hasta que lo limpiaron y en él encontraron la piedra que ella había dibujado en Sydney.
• Los habitantes del entorno solían venir cada noche a preguntarle sobre cosas de la historia local y ella sabía dar las respuestas a todas las preguntas que se le hacían, tales como el problema que existía con el terreno pantanoso local, donde se estaba perdiendo ganado.
Cynthia Henderson, otra persona estudiada por Peter Ramster, recordó una vida anterior durante la Revolución Francesa. En estado de trance:
• Habló en francés sin ningún acento.
• Comprendió y contestó preguntas en francés.
• Utilizó el dialecto de la época.
• Conocía los nombres de las calles, los cuales habían sido cambiados y solo se podían encontrar en viejos mapas callejeros.
Peter Ramster tiene documentos de otros muchos otros casos de regresión a vidas pasadas, los cuales, en términos muy claros,
167
constituyen una evidencia técnica para la demostración de la existencia de la vida posterior.
Recuerdo espontáneo de Vidas Pasadas.
El caso internacionalmente conocido de Santi Devi es uno de los casos más espectaculares de la historia del “recuerdo espontáneo” de vidas pasadas.
Este fue un caso ocurrido en India que comenzó en 1930, mucho antes de que el Dr. Stevenson comenzara a hacer sus investigaciones. Sin embargo, revisó el caso con la extensa documentación disponible y declaró que Santi Devi hizo, al menos, 24 declaraciones exactas, las cuales coincidían con hechos demostrables (Internacional Reencarnación, enero 1994 nº 1 Londres).
A la edad de cuatro años, en 1930, en Delhi, India, Santi Devi comenzó a mencionar ciertos detalles sobre ropas, comidas, gente, incidentes y lugares que sorprendieron a sus padres. De forma breve, Santi mencionó muchas cosas que luego se comprobaron como ciertas. Ella: * Se identificó en la vida anterior como Lugdi que solía vivir en Muttra, a 128 Km. de distancia.
* Habló con el dialecto del lugar sin haberlo aprendido antes.
* Afirmó haber dado a luz un hijo que murió diez días más tarde, hechos que después se comprobaron que habían ocurrido a Lugdi.
* Cuando fue llevada a Muttra reconoció al que fue su esposo en la vida anterior llamado Kedar Nath, y habló de muchas cosas que hicieron juntos.
* Identificó con acierto un número de objetos y señales de orientación, que ella usaba en su anterior vida en Muttra.
* Fue capaz de decir correctamente cómo estaban distribuidos los muebles en la casa donde ella vivió.
* Recordaba que en su vida anterior había escondido 150 rupias en un hueco de una esquina de una habitación de la casa. Su esposo de la vida anterior confirmó que el dinero no estaba ahí porque él lo había tomado.
* También identificó a los padres de Lugdi entre una multitud de personas.
168
Este caso resultó ser tan impresionante, que las autoridades organizaron un comité de personas prominentes, incluyendo a un importante político, a un abogado y al director de un periódico, para investigar el caso.
El comité quedó más que satisfecho al ver que Shanti sabía cosas de las cuales no podía tener conocimiento en su vida actual, para utilizar el engaño, fraude u otra forma ilegítima. Ninguno de los miembros del comité conocía a Shanti, ni tenía ninguna conexión con ella. Su veredicto definitivo fue hecho en unos términos muy claros en los que la evidencia era una prueba concluyente de la reencarnación.
El caso fue conocido internacionalmente y atrajo la atención de muchos sociólogos y escritores. En los años 1950 un escritor sueco, Sture Lonnerstrand viajó a India para conocer a Shanti Devi y continuar la investigación de los hechos, comprobados por él mismo. También llego a la definitiva conclusión de que el caso de Shanti Devi es una prueba fehaciente de reencarnación (Internacional Reencarnación, Enero 1994 nº 1 Londres).
Arthur Guirdham y la Sra. Smith.
Un caso ocurrido en Inglaterra que convenció a muchos expertos incluyendo al psiquiatra Dr. Arthur Guirdham fue el de la Sra. Smith, un ama de casa inglesa corriente y perfectamente sana quien, durante años estaba sufriendo terribles pesadillas en las que se veía estar siendo quemada en la hoguera (Guirdham 1970).
Ella le dio al Dr. Guirdham copias de dibujos y canciones en verso que había escrito cuando era estudiante. Expertos en historia de la Francia Medieval confirmaron que estaba escribiendo en “langue doc”, el idioma del Sur de Francia de los siglos XII y XIII.
También continuó asombrando a los expertos por su conocimiento de los Cátaros en Toulouse, quienes fueron perseguidos por las fuerzas de la inquisición. Reprodujo, en 1944, palabra por palabra, canciones que solo fueron descubiertas en archivos en 1967; esta señora conocía detalles históricos que solo salieron a la luz más tarde después de una ardua investigación, tales como:
• Dibujos correctos de viejas monedas francesas, joyas y croquis de edificios.
169
• Detalles correctos sobre la familia y las relaciones sociales, las que no aparecen en los libros de texto, pero que finalmente fueron encontrados a través de los registros sobre la Inquisición.
• Que la cripta de cierta iglesia era usada para encarcelar a prisioneros religiosos.
• Detalles de ritos y vestidos religiosos.
Tan impresionado quedó el Profesor Nellie, la mayor autoridad existente durante ese periodo, que recomendó a Guirdham que en el futuro, cuando aparecieran diferencias entre el punto de vista histórico aceptado y los recuerdos de su paciente, él debía aceptar lo que le decía el paciente.
Más tarde Guirdham descubrió a otras personas del entorno que compartían también los mismos recuerdos, lo cual documentó en el libro “Los Cátaros y la Reencarnación”. Él pasó, de un total escepticismo que le valió ser apodado como “Tomás el que duda”, a poner su considerable reputación en tela de juicio, dando conferencias a sus colegas de la profesión médica británica acerca de “La Reencarnación y la Práctica de la Medicina” (Guirdham 1969).
Dr. Ian Stevenson.
La investigación científica sobre la reencarnación llevada a cabo por el Dr. Ian Stevenson, Profesor de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia, EE.UU. es la más brillante de todas. De forma específica investigó lo que se conoce como “recuerdo espontáneo de vidas pasadas”.
A lo largo de un considerable número de años, el Dr. Stevenson ha entrevistado a más de 4.000 niños en Estados Unidos, Inglaterra, Tailandia, Birmania, Turquía, Líbano, Canadá, India y otros lugares más, donde encontró niños que afirman recordar un número de incidentes de sus vidas pasadas. Los procedimientos de investigación científica incluyen la revisión y el análisis de documentos (cuando éstos son relevantes), como cartas, informes de autopsia, certificados de nacimiento y defunción, registros de hospitales, fotografías, recortes de periódicos y similares.
Los registros médicos son especialmente importantes cuando un niño afirma haber sido asesinado en una vida pasada. El Dr. Stevenson ha
170
podido encontrar en los casos de muerte violenta, que el niño puede tener una marca de nacimiento en el lugar donde fue acuchillado o recibió el disparo, o cualquiera que haya sido la causa de la muerte y dejó su señal.
Un ejemplo de uno de los casos de marca de nacimiento del Dr. Stevenson es el de Ravi Shankar. Él recordaba haber sido horriblemente decapitado siendo niño, por un familiar que esperaba heredar la riqueza del padre del niño. El niño que recordaba esta circunstancia tenía una marca de nacimiento alrededor del cuello. Cuando se investigó este caso se comprobó que la persona que afirmaba haber sido, realmente murió decapitado.
Un segundo caso se refiere a un niño en Turquía que recordaba haber sido un ladrón, y que cuando estaba a punto de ser apresado por la policía se suicidó disparándose con un rifle, poniendo el cañón del arma debajo de la mandíbula, por la parte derecha.
El niño que afirmaba recordar esta vida pasada tenía una singular marca de nacimiento debajo de su mandíbula. En una investigación adicional, también se encontró otra marca de nacimiento encima de su cabeza, exactamente donde la bala habría salido. Cuando el Dr. Stevenson estaba investigando este caso particular en Turquía, un anciano informó al Dr. Stevenson que él recordaba el incidente y testificó sobre las características del disparo.
Es importante comprender que el Dr. Stevenson puso su considerable reputación en tela de juicio cuando comunicó su trabajo al resto del mundo a través de las más prestigiosas publicaciones psiquiátricas, como son The Journal of Nervous and Mental Disease (Septiembre 1977) y The American Journal of Psychiatry (Diciembre 1979).
El Dr. Stevenson publicó varios volúmenes sobre casos de recuerdos de vidas pasadas, y cada vez que un volumen era publicado, más confirmación detallada de acumulaba como evidencia de la reencarnación.
El trabajo de investigación científica del Dr. Stevenson estremeció al mundo académico, sacándole de su usual complacencia escéptica. Fue una de las primeras veces que un científico con una reputación establecida en ciencias físicas producía una clara evidencia a favor de
171
la reencarnación, e inevitablemente, de la existencia de la vida póstuma.
Por supuesto que también existieron aquellos que trataron de criticar la investigación del Dr. Stevenson, pero los críticos no eran científicos, ni tenían la necesaria preparación técnica para rebatir los métodos científicos utilizados por el Dr. Stevenson. Muchos de estos críticos de poca talla mantenían un sistema de creencias que era intrínsecamente hostil a la reencarnación.
Existían otros que repetían las críticas que se le habían hecho a Stevenson sin haber examinado antes por si mismos, su trabajo científico. Por ejemplo, en el libro de Paul Tabori y Phyllis Rápale, “Más allá de los Sentidos” (1971) un “prominente” miembro de la SPR, George Medhurst, admite que él conocía muy poco acerca del trabajo del Dr. Stevenson, en respuesta a una pregunta que le fue hecha, pero obsérvese la evidente hostilidad sin causa justificada que manifiesta, contra el trabajo del Dr. Stevenson cuando dice:
Yo solo conozco un poco sobre estas investigaciones y se también que se han producido algunas críticas acerca de los resultados, porque se ha dicho que Stevenson no habría tenido el tipo de contacto necesario con las personas con quienes él estaba tratando (1971: 216).
En primer lugar George Medhurst admite su ignorancia técnica sobre la investigación científica del Dr. Stevenson. En segundo lugar, está confiando en lo que dice otra persona para criticarle. Tercero, Medhurst no identifica quién es esa otra persona, si es que existía otra persona.
Medhurst acepta la supuesta crítica vertida como válida y si ésta no hubiera existido, él no la hubiera podido repetir. Esta clase de falta de honestidad intelectual y engaño por parte de Medhurst es una indicación de hasta qué punto algunos escépticos de mente cerrada llegarán, con tal de denigrar un gran trabajo científico.
Contrariamente, también existían científicos objetivos con reputación nacional, que atestiguaron a favor de la profesionalidad y alta credibilidad de la estricta observancia de los métodos científicos del Dr. Stevenson. Estos incluyen al Profesor Dr. Albert J. Stunkard, Presidente del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Pennsylvania, EE.UU. Entre otras declaraciones positivas dice:
172
El Dr. Stevenson es el hombre más crítico que conozco trabajando en esa materia, y quizás el más juicioso, con un talento para realizar controles de investigación apropiados.
El Profesor Dr. Gertrude Schmeidler, de la Ciudad Universidad de Nueva York dice entre otras cosas:
Stevenson es una persona muy cuidadosa y consciente, de gran habilidad intelectual y elevado nivel profesional. Sigue el más laborioso sistema para obtener y analizar los datos.
El Profesor Dr. Herbert S. Ripley, Jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Washington en Seattle, dice:
Tengo la más alta opinión de Stevenson. Le considero minucioso y honesto. Creo que somos afortunados de tener a alguien con su habilidad e integridad investigando esta área que produce controversia.
El Dr. Harold Lief, en el Journal of Nervous and Mental Disease (Septiembre 1977) dice entre otras cosas:
O está cometiendo un error colosal… o será reconocido como el Galileo del siglo XX.
El Dr. Stevenson comenzó a interesarse en el recuerdo espontáneo de vidas pasadas cuando, en la cima de su profesión como psiquiatra, encontró que los remedios tradicionales en psiquiatría con algunos pacientes no producían resultados satisfactorios. Encontró muchos casos que no podían ser explicados satisfactoriamente por la genética, por influencias ambientales ni por una combinación de ellas.
Marta Lorenz
Un caso muy convincente investigado por el Dr. Stevenson fue el caso dado en Brasil con la niña Marta Lorenz, quien a la edad de un año reconoció a un amigo de sus padres con las palabras “Hola Papa”. Alrededor de los dos años, ella empezó a hablar sobre detalles de una vida previa en la que había sido la mejor amiga de su madre, al ser la hija de un amigo de la familia, y que ella había reconocido previamente. Muchos de los detalles que facilitó no eran conocidos por
173
la madre de la niña, pero fueron más tarde confirmados por varias personas del entorno.
Recordó 120 detalles no relacionados entre si, acerca de su vida anterior en la que se llamaba María de Oliveiro. Estos recuerdos incluían detalles que María le había dicho a su mejor amiga (su madre en la existencia actual) inmediatamente antes de morir. Los detalles se referían a que ella trataría de renacer como la hija de su mejor amiga, y que tan pronto como pudiera se lo haría saber y le contaría circunstancias de su vida anterior ( Stevenson 1974).
Imad Elawar.
El Dr. Stevenson entró sin anunciarse en un poblado druse (miembro de una secta musulmana) en Líbano, y preguntó a los pobladores si conocían algún caso en el que los niños hablaran de vidas pasadas.
Habiéndole indicado un caso, de nuevo sin previo aviso, se fue a la casa de un niño de cinco años de edad llamado Imad Elawar.
Desde la edad de un año, Imad había estado hablando incesantemente acerca de una vida anterior, en la que había vivido en otro poblado situado a 40 Km. de distancia del que vivía actualmente.
A la edad de un año, sus primeras palabras habían sido los nombres “Jamileh” y “Mahmoud”; a la edad de dos años él detuvo a un forastero en la calle, identificándole como un vecino de su vida anterior.
El Dr. Stevenson entrevistó al niño y a los padres y anotó más de 57 afirmaciones, separadas unas de otras, sobre su vida anterior. Cuando el Dr. Stevenson fue con el niño y sus padres al otro poblado para investigar, tardó varios días en localizar la casa en la que había vivido anteriormente el niño. Ningún contacto previo se había realizado con esos familiares, pero sin embargo:
• Imad fue capaz de hacer 13 afirmaciones e identificaciones correctas acerca de su vida anterior, incluyendo fotografías suyas y de su hermano.
• Reconoció fotografías de su tío anterior, Mahmoud y de su concubina, una prostituta llamada Jamileh.
• Fue capaz de señalar detalles de dónde guardaba su rifle, un secreto conocido solo por su madre, y de cómo su cama fue acondicionada durante su última enfermedad.
174
• También detuvo a un forastero y tuvo una larga conversación con él sobre sus experiencias conjuntas en el ejército.
En total, El Dr. Stevenson calcula que de las 57 afirmaciones hechas por Imad acerca de su vida anterior, 51 podían ser verificadas (Stevenson 1978).
Explicaciones alternativas.
Cuando los críticos son confrontados con esta convincente evidencia de la reencarnación, ellos tratan de justificar hábilmente los resultados.
Afirman que los resultados son causados por percepción extra sensorial, telepatía o clarividencia; “el niño era capaz de sintonizar con la gente de su alrededor y extrajo de ellos toda la información acerca de las circunstancias”.
Como alternativa, los escépticos también habían argumentado la posibilidad de fraude, criptomnesia, posesión de espíritus, fantasía, paramnesia, subconsciente colectivo o memorias heredadas.
Veamos como examinó el Dr. Stevenson cada uno de estos argumentos (Stevenson 1977):
Percepción extra sensorial.
Quien sugiere que estos niños están leyendo las memorias de otras personas vivas, tendría que aceptar la existencia de la percepción extra sensorial (PES), también conocida como telepatía o transmisión del pensamiento. Si se aceptara esta posibilidad solo debilitaría la posición del escéptico, porque durante décadas estos mismos escépticos han estado argumentando, y aún argumentan, que la PES y la telepatía no existen. ¡O la PES existe, o no existe!
Aún más, El Dr. Stevenson afirma que si los niños tienen poderes extra sensoriales, los tendrían todos en general o no los tendría ninguno.
Sencillamente, no tiene consistencia lógica que los escépticos digan que una persona tiene PES en relación con sus vidas pasadas, pero no en relación con todo lo demás.
Stevenson continúa explicando que en el contexto de lo que se conoce sobre PES en relación con los médiums y demás personas sensitivas, estos niños tendrían que tener “súper PES”. Esto es debido a que en algunos casos, los niños tienen una cantidad significativa de
175
información, extendiendo las fronteras de los casos de PES conocidos en la actualidad.
En muchos casos los niños tendrían que leer las memorias de, no solo una persona, sino de muchas personas, porque la información que poseen no se encuentra en solo una persona. Esto requeriría ser capaz de leer las mentes de diferentes personas, de forma tal que, cada una tendría solo una parte de la información. El Dr. Stevenson dice que “toda la información conocida no reside en una sola mente viviente”.
No hay suficiente cantidad de PES que pueda explicar el cambio de comportamiento de estos niños. En muchas ocasiones los niños toman la personalidad de quienes afirman haber sido. Esto es algo que no se puede explicar atribuyéndoselo a la PES. Stevenson explica que es difícil para cualquier crítico que no conoce bien estos casos, comprender la “magnitud de estos cambios de comportamiento y personalidad”.
Otra dificultad particular para los críticos que se basan en la PES, es el hecho de que muchas veces los niños revelan cómo eran las cosas cuando ellos vivían en la vida anterior, no como son las cosas ahora. Léanse los epígrafes anteriores sobre el famoso caso de Shanti Devi, quien afirmó que cuando vivía en la vida anterior, ella escondió 150 rupias en el hueco de una esquina de la casa donde vivía. Cuando los investigadores excavaron en el sitio indicado no encontraron el dinero y su anterior esposo, avergonzado, admitió que él era el responsable de tomado ese dinero. Si ella hubiera estado leyendo su mente, hubiera conocido también este hecho.
Las marcas de nacimiento y las deformidades en los niños tienen más alcance que la explicación basada en la PES. Estos niños, de acuerdo con el criterio del Dr. Stevenson, frecuentemente tienen una marca o marcas en su cuerpo y explican que ese es el lugar donde recibieron un disparo o fueron mutilados con alguna herida. Los padres atestiguan que esas marcas estaban presentes desde la infancia. Otros niños nacidos con deformidades, faltándole miembros o dedos, afirman que esas deformidades indican la causa de su muerte anterior.
En algunos casos, el Dr. Stevenson tuvo acceso a los archivos de hospitales para confirmar estas afirmaciones. En consecuencia, Stevenson pudo establecer la relación entre las marcas de nacimiento y
176
los archivos de hospitales (autopsia) que revelaban la causa de la muerte.
¿Fraude?
Para hacer una valoración objetiva hay que tomar en consideración las calificaciones, la profesionalidad, el calibre y la integridad de quien es uno de los más destacados investigadores científicos de los Estados Unidos. El Dr. Stevenson tiene una larga trayectoria como investigador científico profesional, psiquiatra y psicoanalista. Además, después de muchos años de haber entrevistado a miles de testigos le han proporcionado una enorme experiencia práctica en detectar fraudes. Él mismo ha escrito libros de texto sobre exámenes psiquiátricos y consultas para diagnosticar.
Dice que después de realizar numerosas entrevistas y exámenes de tantos niños y testigos, saca en conclusión que sería una gigantesca tarea para alguien que tratara de organizar un fraude, teniendo que adiestrar a los padres, familiares, amigos y testigos, que en ocasiones el número de personas involucradas en una caso sobrepasa las cincuenta.
Tendrían que dramatizar las emociones que se producen cuando hay una reunión del niño con las personas queridas de su vida anterior. La manifestación de las intensas emociones experimentadas en estas situaciones, está fuera de la capacidad humana para ser estructuradas “en el sitio”. Habiendo entrevistado a miles de niños “renacidos”, el Dr. Stevenson añade que ”los niños pequeños no son fáciles de adiestrar para representar actuaciones que no les resultan naturales”.
El Dr. Stevenson declaró públicamente que él no da dinero a ninguna de las personas relacionadas con estas circunstancias y por ello aplica su política de no pagar por los testimonios aportados; tampoco se le da publicidad a las personas que cooperan en cada caso para evitar este posible incentivo.
El Dr. Stevenson siempre ha sido consciente de que las investigaciones que realiza pueden ser comprobadas hasta el más mínimo detalle por otros científicos, por personas que no son científicos y por aquellos que, debido a su interés personal, no quisieran que él tuviera éxito y trataran de denigrar o menospreciar sus investigaciones científicas sobre la reencarnación y la otra vida.
177
¿Criptomnesia?
Esta palabra significa que el niño renacido ha aprendido en esta vida lo que dice acerca de alguna vida anterior. Se dice que, consciente o inconscientemente, el niño renacido debe haber leído esta información, haberla oído, o habérsela contado al menos, pero se olvidó de ello en forma consciente.
El Dr. Stevenson explica que, buena parte de la información original de algunos niños renacidos, especialmente de aquellos que tenían dos años, no era conocida por los que rodeaban al niño. Stevenson observa en estos casos que el niño cuando empieza a aprender, a decir sus primeras palabras, tiende a comenzar a hablar sobre su vida pasada. Esto reduce las otras posibilidades de dónde pueda venir la información.
¿Memoria heredada/Subconsciente colectivo?
Uno de los argumentos más frecuentemente expresados por los críticos en los casos del recuerdo espontáneo de vidas pasadas es, que el niño renacido tiene realmente “memorias heredadas”. Esto significa que en vez de haber renacido el niño, en realidad está recordando la vida de uno de sus antepasados. Se afirma que de alguna forma, las memorias del antepasado referente a las diferentes cosas que el niño recuerda, han sido genéticamente transmitidas. De esta forma, los críticos dicen que el niño está recibiendo su información a través del “subconsciente colectivo”.
El Dr. Stevenson, de forma muy convincente refuta estos argumentos explicando que lo que hasta ahora se conoce sobre el “subconsciente colectivo” es en términos generales; por ejemplo, alguien que pudiera recordar una gran inundación en algún lugar distante, y señala que aunque existen algunos casos aislados, éstos carecen de los detalles específicos y pormenores de los casos de niños renacidos.
El argumento genético de la “memoria heredada” tiene fallos fundamentales. Si una persona está recordando la vida de uno de sus ancestros, tendría que existir una relación racial y geográfica entre la vida recordada y la vida de los ancestros de la persona. Sin embargo,
178
muchas personas recuerdan vidas pasadas como miembros de razas totalmente diferentes.
En la mayoría de los casos de Asia, Stevenson encontró que los niños recordaban vidas que terminaron solo unos pocos años antes de que ellos volvieran a nacer, pero en una familia y poblado diferente respecto a la de sus padres o abuelos.
Tampoco un padre podría transmitir genéticamente a sus hijos, memorias de eventos que hubieran ocurrido al padre antes de la concepción del niño. En consecuencia, la memoria de la forma en que murió el padre nunca podría ser heredada.
¿Posesión?
Algunos críticos de la reencarnación han argumentado que cuando un niño afirma que recuerda una vida pasada, lo que realmente está sucediendo es que una entidad desencarnada, un espíritu, está tomando control de la mente del niño, y la información viene realmente del espíritu y no del niño que dice haber renacido.
El Dr. Stevenson niega este argumento explicando que la posesión en niños pequeños, especialmente de dos años de edad es extremadamente rara, si es que ocurre en realidad. En la mayoría de los casos, los niños hacen ciertas afirmaciones sobre “vidas pasadas” de forma espontánea, estando completamente conscientes y sin estar en ningún tipo de trance o algún estado de conciencia alterado. Cualquiera que esté familiarizado con el comportamiento de un médium en trance notará un cambio en la conciencia del médium, donde la personalidad particular del mismo cambia radicalmente, pero esto no ocurre en estos casos.
Otra razón por la cual el argumento de la posesión falla, es que no explica el origen de las marcas de nacimiento. No es creíble imaginar a un espíritu imprimiendo algunas marcas mientras que el niño está en el útero de la madre o buscando a una persona real que murió trágicamente con las mismas marcas del niño, para contárselo haciéndole creer cosas acerca de esa vida en particular.
Y aún más, ¿por qué el niño renacido muestra sombro ante el hecho de que un familiar que él conocía es ahora mucho más viejo, tiene arrugas o no tiene dientes? Si existe un espíritu con el niño, ¿por qué no reconoce a sus familiares?, ¿y por qué el conocimiento del niño sobre
179
los familiares y las construcciones alrededor del ambiente que tuvo cesan exactamente al mismo tiempo de la muerte en la vida anterior?
El Dr. Stevenson declara que el número de los que recuerdan una vida pasada es tan grande que ciertos rasgos específicos pueden discernirse.
Estos rasgos transcienden fronteras y son similares en diferentes partes del mundo. Como se ha dicho anteriormente en este argumento, la teoría de la conspiración y el engaño, creyendo que todas estas personas se pusieron de acuerdo para elaborar historias es demasiado ridícula para ser tomada en serio.
Los siguientes datos son rasgos comunes en los casos de recuerdo espontáneo de vidas pasadas investigados por el Dr. Stevenson. Un resumen muy bueno de estos se encuentra en el libro de Cranston y William, “Reencarnación, un nuevo Horizonte en Ciencia, Religión y Sociedad” (1984):
• La edad cuando las memorias aparecen es usualmente entre los dos y cuatro años.
• La edad cuando las memorias se desvanecen es casi universalmente entre cinco y ocho años.
• Comportamiento más característico de un adulto que de un niño.
• Sentimiento de extrañeza en el nuevo cuerpo.
• Típicos sucesos recordados vivamente.
• Incidentes de muerte violenta en un gran porcentaje de los casos.
• Fobia instintiva a objetos o circunstancias causantes de la muerte en la vida anterior.
• Cambios en las personas y alrededores detectados por los niños.
• Sueños recordados por la madre o alguien cercano en la familia, anunciando que el niño que viene es una reencarnación.
• Las madres expresan apetitos anormales o extraños, agrados y desagrados por alimentos durante el embarazo, los cuales corresponden a los agrados o desagrados que tuvo la persona que va a nacer, en la encarnación anterior.
• El niño posee habilidades que no han sido enseñadas o aprendidas.
• Marcas de nacimiento o deformidades.

Capítulo 25º
Respondiendo a los escépticos con mentalidad cerrada.

“No debemos inclinarnos por un escepticismo total, sino por grados de probabilidad”
Profesor Bertrand Russell
En mis conversaciones con la gente he encontrado grupos con diversidad de criterios; unos aceptan fácilmente la creencia en la vida póstuma y otros son los escépticos. Tengo veinticinco años de experiencia con los no creyentes y durante casi todo ese tiempo, yo mismo fui también un escéptico, pero con mentalidad abierta.
Un escéptico con mentalidad abierta es aquel que, generalmente no acepta supersticiones o creencias para explicar los fenómenos físicos o psíquicos.
Sin embargo, acepta los resultados basados en pruebas objetivas o científicas. Como ya se ha dicho, muchos de los investigadores psíquicos más famosos iniciaron sus investigaciones como escépticos con mentalidad abierta.
Que quede constancia de que yo he expresado públicamente mi escepticismo en el sentido de que no estaba preparado para aceptar lo que se me dijera basado en la fe.
Dudé, pregunté, leí, hurgué e investigué y todavía me considero un escéptico con mentalidad abierta, pero no en el tema particular de la vida póstuma, porque ese tema lo he investigado a fondo.
Lo mismo que muchos científicos, algunos de los cuales son considerados como los “gigantes” de la ciencia, que se preocuparon por investigar sistemáticamente la vida póstuma, yo también llegué a la conclusión inevitable de que sobrevivimos a la muerte física. La evidencia que llegué a obtener sobre la existencia de la vida póstuma, es definitiva, absoluta, irrefutable y positivamente concluyente.
Sabemos que existen los llamados escépticos con mentalidad cerrada, y el uso moderno de este término en el contexto de los fenómenos psíquicos es alguien que no quiere aceptar, ni aceptará, la existencia de los fenómenos psíquicos aunque se lo demuestren con pruebas científicas.
183
Estas personas ya han formulado sus propias creencias como fijas acerca de todo esto. Sean investigadores o letrados, como el clero en tiempos de Galileo, rehusarán considerar, incluso la información científica, si esta contradice sus propias creencias. Han extendido la definición de escéptico de uno que duda a uno que nunca acepta.
El término escéptico con mentalidad cerrada utilizado en este libro, se refiere al último grupo. Los escépticos con mentalidad cerrada que pretenden haber investigado los fenómenos psíquicos, han rechazado los resultados de estos experimentos y las observaciones realizadas, aún cuando los resultados fueron obtenidos objetivamente. Su lógica es que si los resultados son positivos, el experimentador debe ser incompetente o está realizando un fraude.
Esto es así porque creen firmemente que la vida póstuma y los fenómenos psíquicos no existen ni pueden existir. Asumen el papel de acusadores, no de investigadores, y algunos de estos irracionales escépticos han llegado a realizar los ataques más cobardes contra las vidas y reputaciones de grandes hombres y mujeres involucrados en la investigación de la ciencia psíquica, siendo responsables de estancar la evolución de este conocimiento durante varias décadas. Muchos de ellos todavía actúan hoy en día, aceptando jugosos salarios y subvenciones de los materialistas, para desacreditar todas las cosas relacionadas con la vida póstuma y los fenómenos psíquicos.
Un comentario clásico que ilustra la falta de flexibilidad y determinación de estos escépticos para bloquear cualquier nueva información que tenga consistencia, fue hecha en una de las reuniones de la Sociedad de Humanistas de Sydney, Australia. Cuando le presenté la evidencia de la existencia de la vida póstuma, un escéptico acérrimo y duro hasta el tuétano me dijo:
¡No creería en la existencia de la vida póstuma ni aunque me lo probaras, Victor!
Debido a las limitaciones, conscientes o inconscientes de estos escépticos, solo tienen algunas piezas del rompecabezas. Ellos no ven el cuadro en su totalidad; sin embargo, algunos de ellos han sido muy vociferantes al manifestar su insostenible pretensión de que la vida póstuma no existe.
Yo concuerdo con otros investigadores psíquicos con experiencia en que aún si un escéptico de mentalidad cerrada presenciase una
184
demostración evidente de la existencia de la vida póstuma, digamos la materialización de un ser querido, ese escéptico rehusaría creer que la +evidencia tenga algo que ver con la vida póstuma.
Históricamente, estos escépticos se han opuesto a todo descubrimiento, por lo que han hecho a sí mismos, el hazmerreír de la gente.
• Sir William Preece, antiguo ingeniero jefe de la Oficina de Correos de Inglaterra, será recordado por hacer uno de los comentarios más tontos acerca de las invenciones de Edison. Sir William afirmó que la lámpara de Edison (circuito en paralelo) era “una idea completamente imbécil”.
• Algunos profesores, incluyendo al Profesor Henry Morton, quién conoció personalmente a Edison, afirmaron justo antes de que Edison mostrara el bulbo (bombilla) de luz eléctrica, dijo:
“En nombre de la ciencia…los experimentos de Edison son un…fraude al público”.
• La revista Scientific American, los diarios The New York Times y The New York Herald, el Ejército USA, algunos profesores, incluyendo al profesor de Matemáticas y Astronomía Simon Newcomb, de la Universidad John Hopkins y muchos otros científicos americanos, hicieron mofa, ridiculizaron y denigraron a los Hermanos Wright afirmando que era ¡imposible científicamente que una máquina más pesada que el aire, volara!
• Uno de los científicos más destacados de la Academia Francesa de Ciencias declaró que la hipnosis era un fraude y afirmó, después de ver a una persona hipnotizada, con una aguja de diez centímetros clavada en su brazo: “A este individuo le han pagado para que no manifieste lo que está sufriendo”.
• Otro científico de la Academia Francesa de Ciencias dijo, después de escuchar uno de los discos grabados de Edison:
…”claramente este es un caso de ventriloquia”.
• John Logie Baird, el inventor de la televisión, fue atacado por los escépticos de mentalidad cerrada, quienes afirmaron que eran “puras pamplinas que las ondas de televisión puedan producir una imagen”.
185
Hay cientos de ejemplos de cómo algunos de estos escépticos se niegan a creer lo que no sea coincidente con sus muy apreciadas y fuertemente arraigadas creencias, basadas en sus cinco sentidos.
Pero lo que hay que tener presente es, que las creencias de dichos escépticos no son científicas. Este tipo de escepticismo no tiene el soporte de la ciencia para demostrar que sus suposiciones son correctas. Por el contrario, este escepticismo es para ellos como una religión, es una creencia subjetiva, y como toda creencia de estas características, está sujeta a un error fundamental y abocada a la desaparición.
Mientras han habido muchos científicos eminentes que aceptaron la existencia de la vida póstuma después de investigar los fenómenos psíquicos, nunca en la historia ha habido ningún científico, sea físico, biólogo, geólogo, astrónomo o algún otro, que haya refutado la evidencia existente de la vida póstuma.
El investigador racional y bien informado rechazará la teoría de la conspiración mundial, de que todos los científicos altamente acreditados de diferentes países, que han trabajado para demostrar que la post vida existe, se han confabulado en los últimos cien años para engañar al resto del mundo. La vida póstuma existe, y sus consecuencias son enormes.
Refutando a los escépticos, respecto a EVP y a ITC.
¿Qué dicen los escépticos más duros de los fenómenos de voz electrónica?
Entre las objeciones aducidas por los escépticos cito a uno de los principales representantes de esta clase de escépticos, un asistente de profesor de Psicología de la Universidad Pace de Estados Unidos, el profesor Hines. Este endurecido escéptico afirma que su trabajo es… ”un examen crítico de la evidencia”. En su libro titulado “Pseudo ciencia y lo Paranormal un Examen Crítico de la Evidencia – “(1987) nos dice en la página 76 lo siguiente: …”si se lleva una grabadora de cinta magnetofónica a un cementerio, se puede grabar las voces de los muertos. ¿Cómo? Apriete el botón de “grabar” con una cinta virgen y ponga el volumen al máximo. Entonces, cuando se reproduzca lo grabado, si se escucha atentamente, se oirán las voces de los muertos. No son muy claras que digamos, pero si se escucha atentamente durante largo tiempo, se puede comenzar a entender…la grabadora recoge los sonidos de las voces,
sonidos extraviados del ambiente, especialmente los sonidos de la brisa pasando por el micrófono…
Si se espera oír voces, la percepción constructiva producirá voces…los indios creían que los muertos hablaban mientras el viento se arremolinaba entre los árboles. La grabadora, simplemente ha transportado esa ilusión a la era tecnológica (Hines 1987: 76).
Ahora bien, esta era la oportunidad de este profesor asistente de diferenciar la investigación clásica hecha por algunos de los más grandes eruditos, y por otros no tan grandes, publicando un análisis de rechazo intelectual con base científica creíble. Se esperaba que analizara científicamente la investigación del Dr. Raudive en Alemania, de Friedrich Jurgenson en Suecia, de Peter Bander en Inglaterra, de Marcelo Bacci en Grosseto, Italia, del Profesor Walter y otros, tales como George Meek en los Estados Unidos, solo por nombrar a unos pocos.
Los científicos y otros investigadores de reputación no van al cementerio para obtener evidencias. Usualmente trabajan en laboratorios junto con otros observadores, incluyendo entre ellos a algunos escépticos, ateos, periodistas, clérigos y psíquicos bajo condiciones controladas cuidadosamente. Algunas veces trabajan en estudios de grabación profesionales, como fueron las sesiones del Dr. Peter Bander.
Se comprueba claramente que las voces no son alucinaciones auditivas, pues han sido oídas por testigos presentes en salas atestadas, y así por millones de personas en toda Europa. Se pueden comprar cintas grabadas llenas de voces de cualquiera de las Asociaciones Nacionales de EVP y también pueden ser escuchas en Internet. Miles de voces han sido identificadas, grabadas y corroborada su autenticidad por testigos independientes. Mucha de la materia sobre este asunto ha sido contrastada y considerada como verdadera. El análisis electrónico del patrón de las voces ha coincidido con los de la persona cuando estaba viva.
¿Por qué este Profesor Asistente no trabajó en base a la evidencia existente, comenzando, digamos…con el contenido del libro conocido internacionalmente del Dr. Raudive?

Técnicamente, cuando la evidencia de la existencia de la vida póstuma es presentada por quien lo afirma, la responsabilidad para no aceptar la evidencia y dar el argumento por el que no lo acepta, recae en quien lo niega.
Este profesor asistente debió haber examinado algunas de las mejores “voces de los espíritus” de las 72.000 grabadas por el Dr. Raudive, tal como la voz de la propia secretaria del doctor, Margarete Petrautski, quién llamó a la esposa de Raudive por el nombre familiar de “Zenta” y se identificó como “Margarete”. Después dijo: ¡Imagine que realmente existo! (Bander 1973: 25).
El Profesor Asistente Hines debería explicar por qué las voces aparentes, según él, no son reales, y si admite que son voces, por qué no son de los muertos.
Él debió haber tomado una muestra de la voz de esta Margarete y compararla con la voz grabada en cinta, antes de su muerte como lo hicieron los investigadores. Hoy en día existen equipos altamente sofisticados para analizar la voz, los cuales pueden medir de forma científica y con la máxima exactitud, todas las variaciones de la voz, por ejemplo, el tono, ritmo, acento, timbre, etc. Las cintas con las grabaciones de Margarete Petrautski son excelentes medios para llevar a cabo un examen científico fiable por la excelente calidad de las grabaciones de su voz. Sin embargo, este Profesor Asistente decidió ignorar el método científico y replegarse en la trinchera de su escepticismo inamovible.
Si este profesor hubiera intentado adherirse al método científico y decir que el resultado, de alguna forma, no era técnicamente correcto, o que la evidencia presentada no debería aceptarse, identificando el conjunto como subjetivo, quizás se podría discutirlo con él y analizar de nuevo el trabajo para cerciorarse de su origen. Pero él no lo hizo; este profesor optó por ignorar este trabajo científico clásico, de acuerdo con el EVP a escala global, porque sabe que el trabajo científico es sustantivo y no puede ser rebatido.
En el método científico, como en la lógica formal, si alguien no rechaza formalmente la evidencia presentada, entonces la evidencia científica permanece como absolutamente válida, mientras que, posteriormente, no sea invalidada, si esto pudiera llegar a ocurrir. Esta es una premisa científica fundamental.
188
Mi experiencia con los escépticos a ultranza, sin embargo, es que algunos nunca escucharán razonamientos, incluso se atreverán a negar que la suma de 7+5 den el resultado de 12. Más aún, afirmo que es una pérdida de tiempo y de energía discutir cualquier cosa con esta clase de escépticos, pues da la sensación de que no tienen la capacidad de ser imparciales para aceptar o rechazar la evidencia, o de justificar sus afirmaciones de alguna manera.
Para la atención de los agnósticos, escépticos e incrédulos, tengan en cuenta que las voces captadas en las grabadoras de cinta magnetofónica dando agudas respuestas a preguntas específicas, son en términos absolutos las voces de personas que han “muerto”. Indudablemente, comunicarse con las inteligencias de la vida póstuma es, en verdad, el mayor descubrimiento que haya sido hecho. ¡Las consecuencias de la información transmitida son enormes!
Capítulo 26º
Declaración final: resumen de la evidencia objetiva.
“Muy pronto se nos dará una explicación científica para todos los fenómenos psíquicos conocidos”
Promesa hecha por los escépticos hace más de 100 años, y todavía estamos esperando.
Ahora que hemos sobrepasado el año 2000, los escépticos de mente cerrada:
• Han fallado al no poder rechazar científicamente, ni con un solo argumento, la creencia en la existencia de los fenómenos psíquicos.
• Han fallado en probar su suposición, que la vida después de la muerte no existe, y
• Han fallado en demostrar que el escepticismo en si, no está autorizado para invalidar estos fenómenos.
¿Sus éxitos?
• Han sido capaces de retardar, pero no detener, el conocimiento de los fenómenos psíquicos.
• Debido a intereses personales y grandes ganancias monetarias, han sido capaces de encontrar patrocinadores acaudalados – ortodoxos y materialistas – para financiar cruzadas anti-psíquicas en universidades y en los medios de comunicación.
• Injusta y ferozmente, han sido capaces de censurar la publicación de información sobre investigaciones que han tenido éxito de los fenómenos psíquicos.
• Algunos han mentido, engañado y usado propaganda viciosa y tácticas maliciosas para tratar de denigrar injustamente, difamar, desacreditar y destruir el carácter de algunos de los mayores genios de la ciencia y literatura que este mundo ha visto, quienes investigaron y aceptaron los fenómenos psíquicos.
• Han sido capaces de obtener aliados en instituciones conservadoras del gobierno, para asegurar la financiación de
191
puestos de trabajo sin futuro, proyectos de investigación sin futuro y programas materialistas.
• Algunos han sido capaces de infiltrarse en sociedades de investigación psíquica organizadas, para, deliberadamente, neutralizar cualquier descubrimiento psíquico genuino.
Por otra parte, los auténticos investigadores psíquicos:
• Han obtenido una evidencia científica física repetible, de los fenómenos psíquicos y la vida póstuma.
• Han tenido un éxito sin precedentes, en la diseminación de la información sobre los fenómenos psíquicos en todo el mundo, particularmente a través de Internet.
• Están usando alta tecnología para exponer, a través de los EVP y de la ITC, la existencia de la vida póstuma y de otros fenómenos psíquicos.
• Han sido capaces de perfeccionar continuamente la búsqueda de la evidencia objetiva de la vida póstuma, especialmente en las áreas de EVP, ITC, fenómenos inducidos en laboratorio, el aura, los poltergeist y las comunicaciones directas.
• Pueden atestiguar que en todo el mundo ocurren más revelaciones personales directas a millones de personas, provinentes de la post vida, sobre la existencia de la vida póstuma.
Existe un crecimiento exponencial continuo, en la aceptación de los fenómenos psíquicos y de la vida póstuma. En estos momentos se estima que el 90% de todas las personas de la tierra aceptan la existencia de alguna forma de supervivencia.
La evidencia presentada en los capítulos anteriores muestran de forma contundente que existen pruebas abrumadoras de la existencia de vida póstuma.
Todos estos fenómenos pueden ser explicados mediante la participación de inteligencias del otro lado de la vida, o en los casos de OBE y NDE, por el hecho de que tenemos un cuerpo etéreo invisible dentro de nuestro cuerpo físico, el cual se convierte en nuestro verdadero “cuerpo” una vez que morimos físicamente.
La aceptación de la existencia de la vida póstuma no tiene nada que ver con religiones, creencias o supersticiones. La vida póstuma es ahora algo científicamente establecido. Aquellos que rehúsan
192
investigar rechazando la voluminosa evidencia objetiva disponible, no tienen derecho técnico o autoridad para negar su existencia ni para hacer comentarios válidos acerca de ella.
Cuando los escépticos materialistas de mente cerrada rechazan aceptar la evidencia objetiva de este tipo de existencia, me recuerdan una escena en un juicio. Imaginemos que un fiscal, en un caso de asesinato, presenta cien testigos. Todos estos testigos son científicos altamente acreditados, doctores, abogados, escritores, psiquiatras, psicólogos, físicos y muchos otros. Todos los testigos declaran que ellos realmente vieron al acusado apretar el gatillo y disparar a la victima cinco veces en el pecho. Entonces el abogado de la defensa se para y plantea el argumento de los escépticos:
• Todos los testigos de la fiscalía están alucinando.
• Fueron hipnotizados.
• Todos están confabulados con el fiscal.
• Alternativamente, todos los testigos están proyectando su propia culpa en el acusado.
• Estos testigos exteriorizaron su propia energía colectivamente, en la que realmente mató a la victima.
• (y si todo lo demás falla) era percepción súper extra sensorial, o súper ESP.
Basado en mi experiencia, encuentro que los escépticos de mente cerrada están tratando de aplicar diferentes pruebas a diferentes cosas para, deliberadamente, confundir a las personas. Esas pruebas son:
1. La prueba imposible de pasar.
Durante los últimos 150 años, la historia de los fenómenos psíquicos ha mostrado que hay un grupo medular de investigadores, quienes no aceptan que los fenómenos psíquicos puedan existir. Estos materialistas, algunos de ellos científicos de ciencias físicas, aplican una prueba que garantiza que el fenómeno psíquico bajo investigación no será aceptado. Esa es la prueba que dice “Yo no creeré en la vida póstuma aunque me lo demuestren”.
La prueba es aplicada por aquellos materialistas que trabajan para ciertas instituciones que investigan los fenómenos psíquicos. Siendo investigadores se convierten en fiscales, jueces, y jurado, los cuales se aseguran de que quienes produzcan fenómenos psíquicos genuinos
193
sean acusados de fraude o engaño. Por supuesto, los psíquicos saben que habrá un alto precio que pagar por aquellos que, deliberada o intencionadamente, engañan, mienten, defraudan o manipulan para impedir que otros genuinos investigadores tengan acceso a los fenómenos psíquicos, y la verdad sobre la vida póstuma.
2. La prueba Lógica Cartesiana.
Del jesuita católico Rene Descartes, que hoy es ignorado por casi todo el mundo proviene La Prueba Cartesiana, que dice: “Duda de cualquier cosa de la que se pueda dudar”. En los juicios no aplican esta prueba, las Iglesias tampoco y los materialistas de ningún modo lo hacen con sus propias creencias.
3. Más allá de la duda razonable.
Esta es la prueba usada en los juicios para establecer la culpabilidad de una persona acusada de un acto criminal.
4. Balance de probabilidades.
Esta es otra prueba utilizada en los juicios para establecer la obligación de las partes en materias civiles, no criminales. Obviamente es mucho menos riguroso que la prueba de “más allá de la duda razonable”. La Iglesia algunas veces utiliza esta prueba en sus propias creencias, ya que la teología es subjetiva y personal por lo que no se pueden resolver ciertas circunstancias sobre la base de “más allá de la duda razonable”.
5. La prueba prima facie.
La prueba en “Primera Cara”. Esta es una prueba muy débil. Se permite la evidencia circunstancial para pasar esta prueba. Se utilizan en los procedimientos judiciales, y se decide si un caso de prima facie ha sido establecido para enviarlo a una audiencia completa. La evidencia indirecta, algunas veces, hasta los testimonios basados en rumores son permitidos.
Esta es la prueba utilizada por algunas disciplinas, tales como la psicología. Toda la psicología introspectiva es aceptada en base a que se pueda establecer en prima facie de que ella sea correcta.
En el contexto de lo anterior, no es sorprendente que una de las razones por la cual los fenómenos psíquicos no han sido totalmente aceptados
194
por la sociedad es porque, con relación a otras pruebas, existen esas en la ortodoxia, sea material o religiosa, quienes debido a intereses concedidos de forma fraudulenta, continúan aplicando la prueba número uno, la prueba imposible de pasar.
Sin embargo, la evidencia de la existencia de la vida póstuma es objetiva, abrumadora en su consistencia y volumen, y tomadas en su conjunto, técnicamente resultan ser una prueba irrefutable. Los materialistas y los escépticos de mente cerrada no han dado una explicación alternativa creíble para cualquiera de los fenómenos demostrados que se mencionaron anteriormente.
En ausencia de una explicación alternativa creíble, la sociedad no tiene otra opción que aceptar que la vida póstuma existe y que inevitablemente todos la experimentaremos.



http://rpc.technorati.com/rpc/ping into your blog's configuration.
http://rpc.technorati.com/rpc/ping into your blog's configuration.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor dejame tu comentario que te contestare tan pronto como lo lea
Gracias