sábado, 4 de octubre de 2008

Contactos Poderosos con los muertos Los Mediums

“No cometeré la estupidez usual de acusar de fraude a todo aquello que no puedo explicar”.
C. G. Jung
Una de las médiums psíquicas más espectaculares y sobresalientes fue la Sra. Leonore Piper, de Boston, USA. Nadie, ni siquiera los escépticos más recalcitrantes se atrevieron a sugerir la existencia de fraude después de investigar su mediumnidad.
Primeramente, ella entraba en trance y después su control – una inteligencia de la vida póstuma llamada Dr. Phinuit – tomaba las riendas y comenzaba a dar mucha información que resultaba exacta, así como a trasmitir mensajes de parte de algunos en la vida póstuma.
Solo un ejemplo entre los miles que, durante varias décadas la Sra. Piper demostró su acierto en la práctica mediúmnica psíquica fue, cuando el Reverendo y la Sra. S. W. Sutton participaron en una sesión en 1893. Los Sutton, de acuerdo con el informa de Richard Hodgson, eran personas altamente inteligentes. Participaron en una sesión con la Sra. Piper para ver si podían tomar contacto con su hijita fallecida recientemente. Hodgson proporcionó una estenógrafa, de forma que todo lo que fue dicho a través de la Sra. Piper acerca de la niñita de los Sutton, consta ahora en los archivos de la Sociedad para la Investigación Psíquica (SPR.- Ver Proceedings 1898:284-582).
La Sra. Piper pudo establecer contacto entre los Sutton y su muy querida hijita. La información no dejó ninguna duda de que la niñita realmente estaba comunicándose desde la vida póstuma con sus padres.
Ella confirmó que acostumbraba a morder los botones, identificó a su tío Frank y a un amigo de la familia que había muerto de un tumor, e hizo referencia a su hermano por su apelativo familiar. También hizo referencia a su garganta infectada, a su lengua paralizada y a su cabeza, que se le ponía caliente antes de su muerte.
Se refirió a Dinah, su muñeca, a su hermana Maggie y a su caballito de juguete. Cantó también dos canciones, las mismas que había cantado
62
justo antes de su muerte. Los Sutton no tuvieron ninguna duda de que habían tomado contacto con su pequeña hija y quedaron muy contentos cuando ella les dijo: “Estoy feliz….no lloren más por mí”.
Una habilidad muy importante de la Sra. Piper era la de hacer que dos inteligencias se comunicaran a través de ella al mismo tiempo. Un investigador de la SPR. Richard Hodgson, afirmó en uno de sus informes a esta sociedad que había escuchado a una inteligencia de la vida póstuma comunicarse a través de la Sra. Piper con uno de los presentes – mientras la Sra. Piper estaba inconsciente – al mismo tiempo que con su mano escribía un mensaje totalmente diferente al propio Hodgson sobre un asunto diferente.
Escépticos convencidos.
Al principio había habido mucha crítica y escepticismo acerca de la mediumnidad de la Sra. Piper, pero cuando la información y los mensajes procedentes de la vida póstuma demostraron su exactitud a lo largo de varios años, el segundo miembro más escéptico de la SPR, Richard Hodgson reconoció formalmente que la mediumnidad de la Sra. Piper era genuina, y reconoció que la información que provenía de ella era procedente de inteligencias de la vida póstuma.
Los dirigentes de la SPR esperaban que Richard Hodgson desacreditara a la Sra. Piper, de la misma forma que había tratado de desacreditar a todos los médiums conocidos, incluyendo a madame Blavatsky y a Eusapia Palladito.
Él había sido escogido especialmente por la SPR con esta finalidad, y fue enviado a investigar la mediumnidad de la Sra. Piper en sus etapas iniciales. Antes de empezar su investigación dijo que demostraría cómo ella usaba sus trucos con tanto éxito y la forma de obtener información previamente “por medios ordinarios, tales como preguntas por parte de sus cómplices”.
Tormenta investigada.
Hodgson contrató a investigadores privados para que la siguieran e informaran con quienes se reunía fuera de su casa, para que interceptaran su correspondencia, para que invitaran a participantes negativos a las sesiones y para que hicieran todo lo posible para demostrar que no era una médium genuina.
63
A pesar de toda la oposición, obstrucción y controles, la información increíblemente exacta continuó fluyendo a través de esta médium.
Hodgson comenzó a argumentar que su control, el Dr. Phinuit era una extensión de la mente de la Sra. Piper, con el argumento de que, puesto que el Dr. Phinuit no podía identificar quién había sido cuando vivió en la tierra, no podía ser real y como no podía responder ciertas preguntas sobre filosofía, entonces no existía realmente.
Pensó que la telepatía lo explicaba todo y por ello sus argumentos consistían en negar la existencia de la vida póstuma.
Las limitaciones de Hodgson.
Está claro que las objeciones realizadas por Hodgson no son técnicamente válidas. Los escritores sobre fenómenos psíquicos, incluso los contemporáneos, han sido muy entusiastas en escribir favorablemente acerca de lo que Hodgson afirmó al principio sobre la médium, pero éstos escritores repetidamente:
• Omitieron decir que él estaba bajo una gran presión por parte de los dirigentes de la SPR para que encontrara algo contra la médium.
• Omitieron que la presunción de fraude de Hodgson era una variable deliberadamente extraña, incontrolada y negativa.
• Se olvidaron de hacer constar que la responsabilidad recaía sobre Hodgson exclusivamente, para refutar técnicamente la evidencia producida por la Sra. Piper.
• Fallaron al no criticar a Hodgson por no utilizar la ciencia para rechazar la vida póstuma.
• Fallaron también en mostrar que él no tenía el conocimiento psíquico esencialmente necesario para comprobar de forma apropiada las pruebas que le ofrecían.
En sus objeciones iniciales, el propio Hodgson falló en demostrar que:
• Su pretensión sobre la telepatía que le atribuía a la Sra. Piper era válida.
• La Sra. Piper podía leer las mentes de otras personas, fuera consciente o inconsciente en las sesiones.
64
• La telepatía que él le atribuía se extendía a aquellos que estaban a cientos de millas de distancia de la sesión, mientras estaba inconsciente.
• La información exacta que facilitaba no provenía de inteligencias de la otra vida.
• La información estaba siendo transmitida directamente de una mente dividida.
No hay forma de escapar a la cuestión técnica de quién llevaba el peso de las comprobaciones. La responsabilidad estaba claro que era de Hodgson para demostrar que sus objeciones eran válidas, pero él no demostró nada y solo dijo palabras como estas:
• …No puedo demostrar absolutamente nada….no puedo demostrar el fraude….no puedo probar ningún engaño….ni trucos en contra de la Sra. Piper, pero confíen en mí; no crean a nadie excepto a mí, porque yo solo tengo la verdad sobre estas cosas y nadie más la tiene.
Esta clase de afirmación personal, con un prejuicio intencionado, insostenible y dogmático no es la forma profesional de presentar un informe de rechazo, ni entonces ni ahora.
Sabemos que por esta razón Hodgson tuvo que tragarse sus objeciones, su arrogancia y su intransigencia y con desgana, confesar que la comunicación con el plano espiritual era la única explicación plausible para la información tan correcta que él y otros recibieron.
Fue realmente muy absurdo que estos investigadores de SPR, después de recibir continuamente tan brillante y exacta información sobre cientos de cosas diferentes, dijeran que no era posible que una inteligencia de la vida póstuma estuviera guiando a la Sra. Piper.
Al final resultó que un gran número de personas aceptaron la evidencia porque ellos comprobaron que recibían información exacta, pero los acérrimos escépticos de SPR no podían aceptarla.
La estrategia que adoptaron fue, que si ellos no podían desacreditar y destruir al control de la Sra. Piper, destruirían cualquier noción de que alguna inteligencia, desde la otra vida, estuviera involucrada.
65
¡Debe ser telepatía!
Cuando éstos intentaron desacreditar a la Sra. Piper, sus nuevos ataques consistieron en decir que dicha señora, mientras estaba en trance, - o sea, mientras ella se encontraba inconsciente - ¡estaba leyendo las mentes de los que estaban en la sesión y las de los que se encontraban a cientos de millas de distancia!, lo cual parece muy extraño.
Los principales escépticos de la SPR – como Hodgson y Frank Podmore – al principio nunca habían aceptado la existencia de la telepatía, pero posteriormente cambiaron de opinión y dijeron ¡debe ser telepatía! cuando la evidencia sobre la vida póstuma que la Sra. Piper estaba dando era objetiva, científica y a toda prueba.
¡Durante más de cien años y hasta el día de hoy, los líderes de la SPR han negado que la telepatía o cualquier cosa psíquica existan!
Ellos han rechazado experimentos llevados bajo los auspicios de sus propios miembros, donde la probabilidad de que el resultado ocurra al azar era de 1 entre 1027 y como muestra, ver los experimentos con los niños Creery sobre telepatía (Inglis 1977:322-324).
Merece la pena mencionar que los investigadores de la SPR nunca han objetado que según los principios de la Psicología, con un bajo nivel de probabilidad de uno entre veinte ocurridos por casualidad sean considerados estadísticamente significativos y comercialmente aceptables, pero cuando se trata de experimentos psíquicos como los de telepatía de los niños Creery, los asesores psíquicos de SPR aplican un baremo diferente.
Los hechos referentes a la Sra. Piper no ofrecen ninguna duda; diferentes autores reconocen que el Dr. Phinuit fue su primer control, pero cuando uno de los amigos del propio Hodgson, George Pellew, murió súbitamente y tomó el lugar del Dr. Phinuit manifestándose a través de la Sra. Piper mientras se encontraba en trance, Hodgson se situó en una posición única para hacerle a su amigo fallecido miles de preguntas acerca de su relación de amistad.
A lo largo de los años George Pellew, hablando a través de la Sra. Piper fue contestando a todas las numerosas preguntas que le fueron realizadas, correctamente.
66
Una prueba increíble.
Durante varios meses, Hodgson introdujo mas de 150 participantes en las sesiones mediúmnicas de la Sra. Piper. Treinta de ellos habían conocido a George Pellew cuando vivía y los restantes nunca le habían visto. George Pellew pudo identificar correctamente a todos los participantes que había conocido. La mayor parte de ellos le recordaron como si él estuviese allí en persona. Su único error fue no identificar a una señora que no había visto desde que era una niña.
Estas reuniones fueron tan impresionantes que Richard Hodgson escribió su informe explicando con detalle por qué había estado equivocado en sus informes anteriores, pero que ahora había aceptado irremisiblemente la existencia de la vida póstuma.
¡Afirmó que se había comunicado con inteligencias de la vida póstuma y que no podía esperar a llegar hasta allá él mismo para sacar sus conclusiones!
¿Qué fue lo que Hodgson admitió acerca de la mediumnidad de la Sra. Piper?
El acérrimo escepticismo de Richard Hodgson le llevó a cometer algunos de los disparates más horribles de la historia psíquica. Pero esto llegó a su fin cuando comprobó la existencia de la vida póstuma diciendo:
….en el momento presente no puedo decir que tenga ninguna duda de que los principales “comunicadores” a quienes me he referido anteriormente, son en verdad las personalidades que ellos dicen ser, que ellos han sobrevivido al cambio de lo que llamamos muerte, y que ellos, directamente se comunican con nosotros, quienes nos llamamos vivos, a través del organismo en trance de la Sra. Piper (Proceedings de la SPR Vol.13, 1898, H 10).
Esta manifestación resultó ser muy asombrosa, pues provenía de alguien que, con su inmadurez, su relativa incompetencia e inexperiencia, había ayudado a destruir la credibilidad de dos médiums internacionalmente conocidos con quienes no se tomó la molestia de investigar completamente. Cuando lo hizo con la Sra. Piper, aceptó la vida póstuma porque la evidencia persistía a través
67
de los años y no desaparecía. Hodgson fue derrotado por una médium mental, y él lo supo.
La tan brillantemente dotada médium americana, ganó otras batallas contra los escépticos, muchas veces negativos y deshonestos.
La historia registra esta excitante victoria de la mediumnidad psíquica genuina, comunicándose con inteligencias de la vida póstuma.
Gigantes de la ciencia, humillados.
Algunos de los más eminentes científicos, después de investigar por medios científicos la mediumnidad de la Sra. Piper, por unanimidad dijeron que la Sra. Piper indiscutiblemente había demostrado la existencia de la vida póstuma. Estas citas fueron tomadas por el Profesor Richet, ganador de un Premio Nóbel y autor del libro “Nuestro Sexto Sentido” (1927).
Frederick Myers, uno de los más distinguidos miembros de la SPR, declaró:
Los mensajes recibidos por mí, y ciertas circunstancias, indican que es imposible que la Sra. Piper tuviera conocimiento de ellos (Richet 1927:128).
Oliver Lodge, otro de los más distinguidos científicos que el mundo ha conocido, declaró:
Me he asegurado de que mucha de la información suministrada por la Sra. Piper durante trance no ha sido obtenida por métodos ordinarios, excluyendo, por lo tanto, el uso de canales sensoriales normales (Richet 1927:128).
El Profesor William James, de los Estados Unidos, que inicialmente fue un escéptico endurecido y uno de los mayores gigantes intelectuales e inspiradores de su tiempo admitió:
Estoy absolutamente seguro de que la Sra. Piper, en estado de trance sabe de cosas sobre las cuales es imposible que ella hubiera tenido algún conocimiento en estado de vigilia normal (Richet 1927:128).
El Profesor Hyslop, de los Estados Unidos, uno de los más obstinados escépticos, quien durante muchos años diseminó mucha propaganda en contra del psiquismo, finalmente aceptó que la
68
mediumnidad de la Sra. Piper era genuina; tanto él como Hodgson terminaron por aceptarlo.
Una posdata fascinante.
Un incidente muy interesante ocurrió a continuación de la aceptación de la vida póstuma por parte de Hodgson. Cierto día, inmediatamente después de practicar deporte, Hodgson encontró la muerte inesperada a la temprana edad de 50 años. Poco después, él ocupó el lugar de Pellew como control de la Sra. Piper, pero, para su asombro, encontró que algunas personas no aceptaban que él fuera Hodgson como afirmaba ser. El Profesor James dijo:
“Si, quizás sea Hodgson transmitiendo esta información, pero no estoy seguro”.
De nuevo, Hodgson demostró sus limitaciones y su falta de talento cuando de una forma frustrante dijo:
¡Si yo no soy Richard Hodgson, entonces Richard Hodgson nunca existió”.
69
Capítulo 10º
Mediumnidad de materialización.
“Lo desconocido es solo lo no descubierto”
Comunicación de la vida póstuma.
La mediumnidad de materialización, tal y como se ha practicado hasta hace poco requiere del ectoplasma, un vapor blancuzco emitido por la boca del médium y otros orificios y partes de su cuerpo. Este ectoplasma permite a las inteligencias de la vida póstuma reducir sus vibraciones al nivel humano físico. Cuando hay suficiente ectoplasma, una inteligencia espiritual puede materializarse y llegar a hacerse sólida.
Los animales domésticos y los seres queridos que han fallecido, se pueden hacer reconocibles y sentirse como seres vivos. Se han podido tomar sus impresiones en cera de las manos, las cuales muestran huellas digitales reales.
La materialización de personas y animales fallecidos, la levitación, el aporte de flores, monedas y otros objetos, así como información detallada y específica de los que han fallecido, son realidades bien confirmadas de lo que reconoce como “mediumnidad física”, la cual siempre ha sido extremadamente rara. Se estima que solo una entre 100.000 personas tienen la posibilidad de desarrollar esta facultad, y que generalmente se necesitan veinte años de esfuerzo disciplinado para poder lograrlo (Boddington 1992:10).
En gran medida, debido al tratamiento “casi sádico” a que han sido sometidos los médiums de materialización por los llamados “investigadores” de la materia, han reducido este tipo de mediumnidad a una actividad “clandestina” después de que en los años 1950s los médiums de efectos físicos solamente participaban en sesiones para amigos a puertas cerradas (Boddington 1992:10).
La Sociedad para la Mediumnidad Física Arca de Noe que estableció en Inglaterra en 1990, ahora cuenta con 1700 miembros y 150 círculos a nivel mundial.
Esta sociedad se fundó para proveer de un refugio seguro a los médiums y para protegerles de lo que el Presidente de la Sociedad
70
describe como el tratamiento brutal a que han sido sometidos los pioneros de la mediumnidad física, cuyos investigadores insistían en atar al médium, pidiendo una serie de pruebas interminables, e infringiendo un grave daño físico que violan las leyes que gobiernan los fenómenos físicos (Boddington 1992:8).
Dado que estos investigadores no creen que tales cosas sean posibles, y porque efectos similares son algunas veces producidos por “magos”, los escépticos están convencidos de que todas las materializaciones y demás fenómenos físicos son falsos, y que todos los médiums de materialización que tienen éxito, son magos.
En el pasado, ellos no podían aceptar que el ectoplasma es normalmente afectado por la luz, y que la mayoría de los médiums de materialización necesitaban trabajar en la oscuridad. Existieron muchos casos de escépticos tratando de encender las luces de repente para sorprender al médium, los cuales, con esta acción, causaron daños e incluso la muerte del médium – ver el capítulo 14 donde Helen Duncan, una poderosa médium de materialización, murió a las pocas semanas después que su sesión fue invadida por policías uniformados.
Pero la evidencia, cuando es examinada con imparcialidad, prueba que la mediumnidad de materialización es posible. Algunos médiums muy bien dotados son capaces de realizar materializaciones porque tienen la facultad de producir una gran abundancia de ectoplasma.
Los escépticos aseguran que el ectoplasma no existe, y que las fotografías de éste son todas fraudulentas, generalmente hechas por un médium que antes de la sesión se coloca un paño enrollado en la boca y luego lo saca.
Mientras que algunos médiums fraudulentos han tratado de hacer esto, también existen abundantes evidencias dadas por famosos científicos, incluyendo un fisiólogo ganador de un premio Nóbel, que demuestran que el ectoplasma es real y la base de muchos fenómenos psíquicos asombrosos.
El Barón Von Schrenck-Notzing, un médico de Munich, demostró que el ectoplasma está compuesto por leucocitos – células blancas o incoloras de la sangre – y de células epiteliales provenientes de varios tejidos protectores del cuerpo. Durante la materialización, estas células
71
son extraídas de los cuerpos del médium y de los participantes (Stemman, 1975:57).
El profesor W. J. Crawford, conferenciante de ingeniería mecánica, de la Universidad Queen`s en Belfast realizó largos y meticulosos estudios sobre el ectoplasma. Escribió tres libros clásicos sobre el tema: La Realidad de los Fenómenos Psíquicos (1916), Experimentos en Ciencia Psíquica (1919) y Las Estructuras Psíquicas en el Círculo Goligher (1921). Encontró que durante una materialización, el peso del médium disminuyó de 55 kg. a 30 kg. En otros casos de esta literatura, se ha encontrado que el médium sufre una pérdida de peso entre 7 y 16 kg. (Meek 1987:69).
George Meek encontró que durante una sesión de materialización se produce una pérdida de peso temporal, tanto del médium como de los participantes, mientras que una sustancia es extraída de sus cuerpos.
En sus propios experimentos él mismo sufrió una pérdida de cerca de 10 kg., comprobada por 15 médicos, fisiólogos y otras personas que formaron el equipo de investigación (Meek 1987:69).
Otro famoso fisiólogo que trabajó extensamente con el ectoplasma fue el Profesor Charles Richet, profesor de Fisiología en la Sorbonne de Paris y miembro de un prestigioso instituto en Francia. Fue él quién acuñó el nombre de esta sustancia a partir de su significado en griego; literalmente significa “sustancia exteriorizada”.
Encontró que el ectoplasma, en su etapa inicial es indivisible e intangible, pero aún así puede ser fotografiado por cámaras infrarrojas y ser pesado. En una segunda etapa, se vuelve vaporoso, líquido o sólido, con un olor algo parecido al ozono. En su etapa final, cuando ya se puede ver y sentir, tiene la apariencia de la muselina y al tacto se siente como una masa de telaraña. En otros momentos es húmedo y frío, y en raras ocasiones seco y duro. Su temperatura es usualmente de cerca de 40 grados Fahrenheit – cerca de 5 grados Celsius – (Butler 1947:75).
La conclusión de Richet fue que:
Existen amplias pruebas experimentales de materialización (ectoplásmica) las cuales definitivamente deben tomar el rango de hechos científicos.
Ciertamente no lo comprendemos. Es muy absurdo, si una verdad puede ser muy absurda (Richet 1927:112).
72
El Profesor Crawford se dio cuenta de que todas las manifestaciones físicas de sus médiums – elevar mesas, mover objetos, etc., fueron realizadas mediante la construcción de vigas, puntales y palancas de ectoplasma. En su libro Estructuras Psíquicas, expone varias fotografías del ectoplasma usado para elevar las mesas.
En su opinión, como experto y profesor de ingeniería mecánica piensa que todos los resultados mecánicos, sin excepción, coinciden con la mecánica de una barra fijada al cuerpo del médium en un extremo, mientras que el otro se proyecta hacia la habitación en la que se lleva a cabo la sesión (Butler 1947:78).
Una de las propiedades del ectoplasma es que algunas de sus formas son extremadamente sensibles a la luz, tanto, que solamente una antorcha de destello hace que esta sustancia regrese al médium con la fuerza de un elástico. De esta circunstancia pueden resultar magulladuras, heridas abiertas y hemorragias.
Durante una sesión en el Colegio Británico de Ciencias Psíquicas, uno de los participantes hizo un movimiento violento cuando fue tocado por el ectoplasma; el médium, Mr. Evan Powell, inmediatamente sufrió una importante herida en el pecho (Butler 1947:75).
Debido a la sensibilidad a la luz, la mayoría de los médiums físicos tienen que trabajar en la oscuridad o con luz infrarroja. Sin embargo, han existido notables excepciones.
Una de las cosas más impresionantes sobre los experimentos de Scole (ver capítulo 5) fue el desarrollo de una nueva clase de energía que permitía que ocurriera la materialización sin el uso del ectoplasma, y sin el peligro potencial de los médiums.
A continuación se exponen tres ejemplos de mediumnidad de materialización extraordinarios que los escépticos no pueden rechazar.
Daniel Dunglas Home, un poderoso médium bien dotado en efectos físicos nació en Escocia y se crió en los Estados Unidos. Dio sesiones para amigos y conocidos en toda Europa en general y en Inglaterra en particular durante 20 años, desde 1854 hasta 1874, rehusando aceptar pagos por sus servicios. En todo ese tiempo nunca se le detectó ningún fraude, a pesar de haber sido una de las más conocidas personalidades en Europa.
73
A sus sesiones asistieron miembros de la aristocracia, importantes literatos y eminentes científicos, como Alfred Russel Wallace, William Crookes y Francis Galton. También acudieron famosos ilusionistas esperando ser capaces de sorprenderle, pero todos se fueron decepcionados (Inglis 1984):20).
Lo más extraordinario en Home era que podía trabajar a la luz del día o con alumbrado de gas, en casas donde él nunca había estado antes. Bajo estas circunstancias:
• Produjo sonidos de golpeteo que se podían escuchar alrededor de la habitación.
• Causó la elevación de mesas en el aire.
• Causó que instrumentos musicales tocaran por sí mismos.
• Causó que aparecieran manos sin cuerpo que los participantes podían inspeccionar, tocar y sacudir, pero si alguien trataba de aferrarse a ellas, se derretían.
• Levitaba y hacía levitar a otros.
• Manipulaba carbones encendidos sin causarle dolencia alguna.
Hacia al final de su carrera, se le pidió a Home que demostrara sus poderes en pruebas de laboratorio hechas por Alexander Von Boutlerow en Rusia, y por William Crookes en Inglaterra, siendo capaz de producir efectos telekinéticos a una distancia tal que, pudieron ser medidos en equipos para pesar.
Para más información sobre Home, leer Dimensiones Alteradas, y el sitio de Jefrrey Mishlove Las Raíces de la Conciencia.
Carmine Mirabelli, una evidencia irrefutable.
Un médium que indudablemente produjo fantásticos fenómenos físicos fue Carmine Mirabelli, de Brasil (1889-1950).
A través de él, científicos de muchas partes del mundo fueron testigos de fenómenos psíquicos que hasta el día de hoy no han sido rechazados, y probablemente nunca lo sean.
En 1927 apareció en Brasil un libro titulado El Médium Mirabelli, el cual contenía una descripción, a lo largo de 74 páginas, de los fenómenos de los fenómenos que ocurrieron a plena luz del día, algunas veces en presencia de hasta 60 testigos que representaban la élite científica y social de Brasil. Entre los que quisieron dar sus nombres como testigos estaban, el Presidente de Brasil, el Secretario de Estado,
74
2 profesores de medicina, 72 doctores, 12 ingenieros, 36 abogados, 89 personas con cargos públicos, 25 militares, 52 banqueros, 128 comerciantes y 22 Odontólogos, así como miembros de órdenes religiosas (Zeitschrift fuer Parapsychologie 1927:450-462).
El testimonio de tantos testigos tan creíbles no podía ser fácilmente ignorado, y por esa razón en Brasil se constituyó una comité de 22 líderes para entrevistar a los testigos y decidir qué se debía hacer para investigar científicamente los poderes de Mirabelli.
En 1927 se decidió montar una serie de investigaciones controladas por la recientemente establecida Academia de Estudios Psíquicos usando los mismos controles a los que los médiums europeos han sido sometidos.
Los investigadores se dividieron en tres grupos: uno se dedicó a la mediumnidad hablada y realizó 189 sesiones con resultado positivo; un segundo grupo investigó la escritura automática y realizó 85 sesiones con resultado positivo y 8 con negativo (no produjeron ningún resultado); un tercer grupo investigó los fenómenos físicos, y realizó 63 sesiones con resultado positivo y 47 con negativo. De las sesiones positivas, 40 se realizaron a la luz del día y 23 con fuerte luz artificial, estando atado el médium a una silla, y en habitaciones que antes eran registradas y también después de las sesiones (Inglis 1984:223).
Mirabelli tenía solo una educación básica y hablaba únicamente su idioma nativo, pero cuando estaba en trance, los espíritus que hablaban a través de él lo hacían hasta en 26 idiomas diferentes, tales como el alemán, francés, holandés, cuatro dialectos del italiano, checo, árabe, japonés, español, ruso, turco, hebreo, albano, varios dialectos africanos, latín, chino, griego moderno, polaco, sirio-egipcio y griego antiguo.
Mientras estaba en trance, espíritus de alto nivel realizaban conversaciones a través de él sobre temas difíciles, más allá de su propia comprensión. Estos temas incluían medicina, jurisprudencia, sociología, política, economía política, teología, psicología, historia, ciencias naturales, astronomía, filosofía, lógica, música, espiritismo, ocultismo y literatura (Greber 1970:236).
Mientras estaba en trance, también manifestaba la facultad de la escritura automática en 28 idiomas diferentes, escribiendo a una velocidad mucho mayor de la normal. En 15 minutos escribió 5 páginas en polaco sobre “La Resurrección en Polonia”; en 20 minutos escribió
75
9 páginas en checo sobre “La Independencia de Checoslovaquia”; en 12 minutos escribió 4 páginas de Hebreo sobre “Calumnias”; en 40 minutos, 25 páginas en persa sobre “La Inestabilidad de los Grandes Imperios”; en 15 minutos, 4 páginas en latín sobre “Traducciones Famosas”; en 12 minutos, 5 páginas en japonés sobre “La Guerra Ruso-Japonesa”; en 22 minutos, 15 páginas en sirio sobre “Alá y sus Profetas”; en 15 minutos, 8 páginas en chino sobre “Una apología para Buda”; en 15 minutos, 8 páginas en sirio-egipcio sobre “Los Fundamentos de la Legislación”; en 32 minutos, 3 páginas de jeroglíficos que aún no han sido descifrados (Johannes Greber 1970:236).
Mirabelli también sobresalía en la mediumnidad física.
Durante una sesión con mucha concurrencia celebrada en San Vicente, la silla donde estaba sentado Mirabelli, en estado de trance, se elevó y flotó en el aire, a dos metros sobre el piso; testigos presenciales cronometraron su levitación que fue de 120 segundos.
• En otra ocasión, Mirabelli, estaba en la estación de ferrocarriles Da Luz con varios acompañantes, cuando súbitamente desapareció. Cerca de quince minutos más tarde, una llamada telefónica recibida desde San Vicente, un pueblo situado a 90 Km. De distancia, declaró que había aparecido exactamente dos minutos después de haber desaparecido de Da Luz.
Una mañana, a plena luz del día, en una sesión realizada en el laboratorio del comité de investigación, frente a un numeroso grupo de personas importantes en las que se incluían diez asistentes con el grado de Doctor en Ciencias:
• Apareció la figura de una pequeña niña materializada, al lado del médium.
• El Dr. Ganymede de Souza que se encontraba presente, confirmó que la niña era su hija que había fallecido unos meses antes, y que llevaba puesto el mismo vestido con el que fue enterrada.
• Otro observador, el coronel Octavio Viana, tomó a la niña en sus brazos, sintió su pulso y le hizo varias preguntas que ella respondió correctamente.
76
• Fueron tomadas fotografías de las apariciones que se produjeron, reflejadas en el informe del comité investigador.
• Después de haber sido vista a la luz del día la niña durante 36 minutos, flotó en el aire y dando vueltas alrededor, desapareció.
• La figura del obispo José de Camargo Barros que recientemente había perdido la vida en un naufragio, apareció con todo el atuendo de su rango.
• Conversó con los presentes y les permitió examinar su corazón, encías, abdomen y dedos, antes de desaparecer. También en otra sesión realizada en Santos a las tres y media de la tarde, ante 60 testigos que atestiguaron con sus firmas el informe de lo que vieron que ocurrió.
• El fallecido, Dr. Becerra de Meneses, un eminente médico de hospital, se materializó y habló con todos los testigos reunidos, para asegurarles que era él mismo.
• Su voz se oyó por toda la habitación, usando un megáfono y varias fotografías suyas fueron tomadas.
• Durante 15 minutos dos doctores le reconocieron y dijeron que era, anatómicamente, un ser humano normal.
• Dio la mano a los presentes y finalmente se elevó en el aire, comenzando a desmaterializarse, primero por los pies, seguido por las piernas y el abdomen, pecho, brazos, y por último la cabeza.
• Después de que la aparición se desmaterializó, se comprobó que Mirabelli aún estaba atado fijamente a su silla, y los sellos de todas las puertas y ventanas estaban intactos.
• En una de las fotografías que acompañan al informe, muestran a Mirabelli y a la aparición, separados y uno junto al otro.
En otra sesión bajo condiciones controladas, Mirabelli mismo se desmaterializó, para ser encontrado después en otra habitación. No obstante, los sellos de sus ligaduras estaban intactos, así como los de las puertas y ventanas de la habitación de la sesión (Inglis 1984:226).
Para más información sobre Mirabelli ver: “Carmine Mirabelli, un extraordinario mago o el más grande médium del mundo”.


http://rpc.technorati.com/rpc/ping into your blog's configuration.
http://rpc.technorati.com/rpc/ping into your blog's configuration.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor dejame tu comentario que te contestare tan pronto como lo lea
Gracias